Dragon's Prophet cosplay

Una cosplayer en Gamescom

Los cosplayers vivimos las convenciones de una forma muy particular, ¡y más si nos invita una compañía de videojuegos a la feria más importante de Europa!






, , , ,

Por todos es sabido, y cada vez se hace más patente (y no lo digo yo, lo dice Kojima) que el cosplay es una muy llamativa forma de publicidad. De un tiempo a esta parte, las compañías de videojuegos lo han tomado en cuenta y han dado a algunos de sus aficionados la oportunidad de trabajar para ellos. Véase los recientes casos con Bioshock Infinite, Borderlands 2, Firefall, Lollipop Chainsaw, etc. Esta vez, con motivo del lanzamiento de Dragon’s Prophet, me tocó a mi.

Cosplay de Dragon's Prophet.

Nuestra armadura de Dragon’s Prophet.
Foto de Jesús Clares.

La historia comenzó a finales de marzo cuando, un buen día, recibimos un e-mail de Infernum Productions en el que nos decían que buscaban cosplayers para publicitar su juego. Nos enviaron un par de diseños a elegir y uno de ellos, Darksteel Armor,  nos encantó. Así que decidimos aceptar.  Al principio nos dijeron que no nos esperásemos nada, pero que podría ser que, si les gustaba el cosplay, terminasen invitándome a alguna convención. ¡Y así fue cómo acabé trabajando en Gamescom!

Podéis visitar nuestro blog para ver cómo hicimos esta armadura.

La verdad es que fue toda una experiencia. Era la primera vez que iba a una feria con unos horarios estrictos y una serie de actividades programadas. ¡Fue una locura! Gamescom es una convención gigantesca y recorrerla entre la multitud con la armadura (que pesaba lo suyo) y tacones (gracias, diseñadores de personajes, sois muy simpáticos) se convirtió en varias ocasiones en un deporte de riesgo.

Por suerte no estaba sola. Éramos en total cinco cosplayers oficiales, más dos ganadores de un premio que se incorporaron en los últimos días, de varias nacionalidades y el personal de Infernum Productions siempre estaba pendiente de nosotros, nos guiaba y nos ayudaba en todo lo posible.

De hecho, una de las mejores cosas, y lo que convirtió a Gamescom en un evento inolvidable para mi, fue la compañía de los demás cosplayers. Tanto los de Dragon’s Prophet como otros con los que pude charlar y pasar el rato. No todos los días tenemos la oportunidad de conocer y convivir con aficionados de otros países, cada uno con su forma particular de vivir el cosplay; porque, como en todo, cada país tiene sus peculiaridades. Es verdad que para eso están las redes sociales, pero en persona adquiere otra dimensión.

Jessica Nigri Gamescom

¡Yuriko y yo con Jessica Nigri!

Lo único que eché en falta fue poder probar algún  juego, ya que la mayor parte del tiempo la pasé entre entrevistas, presentaciones y fotos. Me daba especial rabia cuando teníamos que ir al escenario de Koch Media, que estaba justo delante del stand de Saitns Row IV, y veía a la gente entrar a jugar mientras oía la cantinela de nuestro presentador contando las bondades de Dragon’s Prophet en alemán. ¡No entendía nada, pero casi me la aprendí de memoria! Cuando terminaba, me iba directamente al hotel a descansar. Por suerte, tuvimos un par de horas el sábado para visitar la convención y pasear por los stands tranquilamente.

Se podría decir que, yendo como cosplayer y trabajando para una compañía, disfruté de una forma muy distinta de la feria de videojuegos más importante de Europa a la que suelo estar acostumbrada como cosplayer aficionada y jugona. No obstante, fue una vivencia muy enriquecedora y que recordaré siempre con mucho cariño.

Para terminar, os dejo un pequeño vídeo resumen de nuestro paso por Gamescom.