La guerra del engine 3D

A engine 3D revuelto, ganancia de desarrolladores

La GDC 2014 se ha cerrado con una guerra abierta por los modelos de negocio de las licencias de los engine 3D de compañías como Epic, Crytek o Unity.

, , , , , , , , , , , ,

La pasada edición de la GDC 2014 ha sido, realmente, una GDC. Sí, sé que suena de Perogrullo –lo es, desde luego–, pero es que en los últimos años la Games Developers Conference parecía haberse convertido en una especie de E3 descafeinado, sólo que más cool. Ya sabes, algo así como un festival cinematográfico de Cannes frente a un Sitges, donde el primero parece más guay por no ser tan comercial, pero en el fondo lo que los fans queremos ver es acción, vísceras y pegar gritos.

La guerra del Engine 3D

En la GDC 2014 Unity levantó la liebre con el anuncio de Unity 5 y luego ha sido un no parar en cuanto a los nuevos modelos de negocio en las licencias de los motores 3D.

Pero este año la GDC ha vuelto a ser lo que debe ser. Algo para desarrolladores. Tengo mis sospechas de las razones por las que la GDC 2014 se ha convertido en una orgía de los nuevos modelos de suscripción para las compañías que crean engines 3D de primera fila –Epic, Crytek, Unity…–, lo que acabará beneficiando sobremanera a los pequeños estudios y a los indie, pero como soy un poco conspiranoico las contaré luego y, de momento, vamos a ver qué ha sido este apocalipsis del engine 3D que ha arrasado San Francisco durante la semana pasada.

La cosa empezó moderada. Los chicos de Unity Technologies anunciaron Unity 5, lo que molaba todo porque uno de los motores multiplataforma favoritos de muchos estudios indie –por aquello de ser más asequible que otros– se va a renovar de lo lindo haciéndose más potente y versátil. Y, además, combina modelo de licencia con suscripción mensual junto al de licencia perpetua. Bien, ¿no?

La guerra del engine 3D

Epic se mosquea y da un puñetazo en la mesa: “Unreal Engine 4 es el mejor engine 3D. ¡Y el más barato para desarrollar!”. Y la verdad es que lo fue durante un ratito, sí…

De repente, Epic “se mosquea”, y va y dice que Unreal Engine 4 mola mucho más todavía y que como somos los mejores, y qué, vamos a poner nuestro engine 3D al alcance de todos a un precio de risa gracias a un nuevo modelo de suscripción mensual. Lo colocamos mucho más barato que Unity 5 y así llegamos a estudios pequeños e indie que, hasta ahora, no podían permitirse disfrutar de uno de los más potentes ecosistemas de desarrollo en la actualidad. Los mentados indie y los estudios pequeños empiezan a ponerse como si se hubieran tomado una sobredosis de viagra.

Pero la cosa no acaba ahí. En una vorágine que ríete tú de las hordas zombi de Guerra Mundial Z, Crytek dice que qué pasa, que ellos no son menos y anuncian que su Cryengine 3 se suma al pandemonio de nuevos modelos de licencia para motores 3D y dice que estrena suscripción mensual por un precio aún más irrisorio.

La guerra del engine 3D

Crytek se mosquea aún más, ve que los demás le van a quitar su trozo de pastel y van y tiran los precios. ¡Me lo quitan de las manos, señora!

¿Alguien da más? ¿Se anima Gabe, el todopoderoso demigod de la religión valveliana a derramar su gracia, a modo de bukkake esencia de Source 2, sobre los desarrolladores indie? Ahí, de momento, parece que se ha parado la cosa y Source 2 sigue estando en fase de “leak” y Gabe no ha dicho esta boca es mía. De momento, lo suyo se sigue limitando a las Steam Machines y a –no– dar pistas sobre Half-Life 3. ¡Todo a tu tiempo, amiguitos!

La guerra del engine 3D

Gabe dice: “de momento os concedo un leak de Source 2. ¡Hala, no incordiéis!”

Otros que también se han dejado ver para que el respetable abriera la boca y soltara “¡oh!” y “¡ah!”, muy sorprendidos –bueno, vale, con razón–, han sido los responsables de Massive y The Division con su Snowdrop Engine. La demo ha sido espectacular y la puedes ver más abajo, pero estos han ido sólo para que vieran lo buenos que son. No, no hay azucarillo para los estudios indie con unas licencias de Snowdrop a buen precio. Massive ha ido sólo para que vean que también la tienen muy gorda. La tecnología.

Los que también han asomado la patita en la GDC 2014, aunque no sea por un Engine 3D –pero está muy relacionado–, han sido los chicos de Microsoft, que han presentado DirectX 12 en una demo de un juego de Xbox One corriendo sobre una GTX 780 de NVIDIA. ¿Sorprendido? No deberías, a estas alturas, cuando es más que sabido que las consolas de “nueva generación”  no son más que PC disfrazados y sin teclado. Las de actual generación ya lo eran, aunque no quisieran reconocerlo, pero las nuevas lo son, incuso en su reconocida arquitectura.

Todo esto son buenas noticias para los desarrolladores, insisto. O deberían serlo. Grandes tecnologías de desarrollo a buen precio. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, tal vez tener claro que esto es una industria y que todos estos equipos desarrollan los modelos de licencias no para hacer favores sino para sacar dinerito. Todo el mundo esá aquí para eso, y ni es malo ni hay por qué escandalizarse. Pero, ¿por qué se han puesto todos de acuerdo de repente en cambiar ese modelo de negocio? ¿Para fastidiar a Unity? ¿Por espionaje industrial? ¿Han improvisado los demás cuando el primero ha dado un paso adelante? Pues de todo un poco. Estas cosas, en realidad, no se improvisan –o no debería ser así, aunque ocurre– sin más.

Pero mi sensación es que hay un gran interés en que se desarrolle mucho y rápido.  Que haya mucho movimiento en la industria a corto plazo. ¿Por qué? ¿Para que los estudios indie nos surtan a los peceros de juegos? No creo que la cosa vaya por ahí. Y sí, mi sentido conspiranoico, que es algo así como el sentido arácnido de Spidey, pero de chichinabo, me hace sospechar cuando, “casualmente”, leo esto… Y pienso  de qué me suena la cantinela. Y recapitulo y digo que a ver si va a ser de esto, y de esto, y de esto otro. La verdad, siempre he reconocido que son unos maestros en el marketing. Todo esto me suena a “¡que me lo quitan de las manos y se queda sin ello, señora!” de los mercadillos. Al final, las viejas fórmulas de los charlatanes siguen imponiéndose en la era de los gurús y los coach de alto standing, que son exactamente lo mismo que los “doctores” que vendían el tónico en el Oeste. Explotan los miedos. No hace falta más. Así que hay que desarrollar rápido, bueno y barato, antes de que alguien se de cuenta. Porque una máquina de juegos sin juegos es un excelente soporte para el polvo, pero poco más.

Pero no me hagas mucho caso, porque esto es sólo mi mala baba y mi cinismo viejuno, que me impulsa a pensar mal de todo el mundo. Si, en todo caso, esta guerra del Engine 3D facilita que se impulse la industria del desarrollo, y más en este bendito país, qué maravilla que se hayan puesto de acuerdo todos los grandes para facilitar el acceso a las licencias a bajo precio. Ahora, sólo falta aprovecharlo.

PD: Por cierto, el otro día se empezaron a filtrar informaciones varias del nuevo Assassin’s Creed Unity y de Far Cry 4 –¿a alguien le importa Far Cry 4, de verdad?–, así que Ubisoft no ha tenido más remedio que lanzar el teaser de aquel de forma oficial para enseñar el nuevo Engine 3D. Mola, muy bonito. Cuatro años, casi, de desarrollo.