Riccitiello se va de EA por la puerta de atrás

John Riccitiello ha dimitido como director general de Electronic Arts. Ésa es la versión oficial. La realidad es que lo han echado por hundir la empresa.

,

Tras seis años al frente de Electronic Arts como director general, el pasado 18 de marzo John Riccitiello presentó su dimisión. ¿Qué tiene de especial Riccitiello como para que le dediquemos este post? Si lees las Lenguas de Trapo de la edición impresa de Micromanía, entonces ya sabes la respuesta a esta pregunta, porque John ha sido hasta ahora un fijo de esa sección. Para los demás, diremos que Riccitiello es a los videojuegos lo que Mourinho al fútbol: un provocador con estilo, un pendenciero de corbata y zapatos italianos, un lenguaraz con lengua de siete puntas, una mala copia del Lord Henry de El Retrato de Dorian Grey.

La incompetencia de Riccitiello

Las causas por las que ha dimitido de su cargo en la empresa californiana parecen estar claras. Según se publica en el portal GamesIndustry, un antiguo ejecutivo de Electronic Arts que desea permanecer en el anonimato habría declarado: «Riccitiello perdió dinero todos los años en EA durante el tiempo que yo estuve allí. Y probablemente durante todos los demás años que él estuvo allí, también. Simplemente, John no sabía nada sobre juegos, o ni siquiera sobre entretenimiento interactivo en general».

Es razonable suponer que la causa por la cual Electronic Arts perdió dinero cada año bajo el mandato de Riccitiello es que los juegos que se hacían eran cada vez peores. Ésta es la opinión de John Vechey, co-fundador de PopCap, empresa creadora de títulos casuales tan populares como Bejeweled y Plants vs Zombies, y que fue comprada por Electronic Arts en 2011 por 650 millones de dólares. Según Vechey: «Cada año que Riccitiello ha sido el jefe, la compañía ha producido un menor número de juegos buenos que el año anterior».

José Mounrinho abandona el Madrid como Riccitiello Electronic Arts

José Mourinho, otro gran provocador cortado con el mismo patrón que Riccitiello. La prensa deportiva le ha criticado cosas como el dedo en el ojo a Tito Vilanova, pero lo echarán de menos cuando se vaya de España.

El portal online de actualidad The Consumerist, editada por algo así como la asociación de consumidores y usuarios de los Estados Unidos, pide a sus lectores que voten una vez al año para determinar cuál ha sido la peor empresa nacional en ese ejercicio. El galardón ha sido para Electronic Arts en dos ediciones consecutivas: 2012 y 2013, superando en ambas ocasiones al Bank of America, que quedó finalista. Si con la crisis financiera que han provocado los bancos EA es capaz de recibir el 78% de los votos de los lectores frente al 28% del Bank of America, eso indica que en Estados Unidos hay una gran decepción con la compañía, y Riccitiello, en tanto que director general, es el máximo responsable.

Por el bien de Electronic Arts y de los videojuegos, estamos contentos de que Riccitiello ya no esté al frente de esta gran empresa del ocio digital; tan contentos como los amantes del buen fútbol pueden estarlo de que Mourinho no vaya a dirigir al Real Madrid la próxima temporada. Sin embargo, echaremos de menos a John, tanto como a José, por sus declaraciones impagables. Recordemos un a ellas a modo de homenaje a este protagonista de nuestras Lenguas de Trapo.

Boquita de piñón

Fue a finales de 2011, en vísperas del lanzamiento de Battlefield 3 y Call of Duty Modern Warfare 3, cuando Riccitiello dijo de este último en declaraciones al portal del sector IndustryGamers.com: «Creo que, de alguna extraña manera, Call of Duty me empieza a parecer la versión Disney de la guerra. Battlefield 3 es más auténtico: la iluminación es mejor, la física es mejor, las animaciones son mejores, los efectos de partículas son mejores, los vehículos son mejores».

Vale, John, pero las ventas no fueron mejores, y eso es justamente lo que te pedían los accionistas de Electronic Arts, que son los que te pagaban tu salario de 800.000 dólares al año y te van a pagar la indemnización de 1,6 millones. Según se detalla en el anuario aDeSe 2012, citado y analizado a fondo por nuestro director Paco Delgado en su blog, Call of Duty Modern Warfare 3 fue el quinto juego más vendido de 2012, aún a pesar de ser un lanzamiento de 2011. Peor iluminación, peor física y peor todo lo que se quiera: todo eso son juicios de valor. El hecho indiscutible es que, no sólo en nuestro país sino también a nivel mundial, Modern Warfare 3 gustó más que Battlefield 3.

Riccitiello abandona Electronic Arts

Rostro compungido que transmite pena. Que te echen de una gran empresa como Electronic Arts tiene que ser un trago, pero nada que no se arregle con 1,6 millones de dólares de finiquito. ¿Crisis? ¿Qué crisis?

Te echaremos de menos, John. Con tu currículum es difícil que encuentres trabajo en alguna otra empresa, ni del videojuego ni de ningún otro sector, porque a las empresas en general no les gusta que la calidad y las ventas de sus productos desciendan año tras año. Pero, aún así, te echaremos de menos, tanto como la prensa deportiva española echará de menos a Mourinho. Cuídate mucho y no dejes de jugar a Call of Duty Ghosts. Se rumorea que los protagonistas de la campaña serán el ratón Mickey y el pato Donald.