Así baneará Blizzard a los quitters de Heroes of the Storm

Blizzard instaurará un sistema muy interesante de baneo y castigo para los jugadores que abandonen partidas constantemente.

, , , ,

Heroes of the Storm es, quizá, el juego más anticipado de Blizzard, y cada pequeño detalle que sale sobre él parece que tiene que ser noticia obligatoriamente. Bueno, en este caso, sí es así, porque el sistema de ‘baneo’, más bien de castigo, que implementará Blizzard es sencillamente genial y, eh, sencillo. Este sistema responde a una sola pregunate: ¿Cómo castigar a esa clase de jugador que abandona una partida a mitad de la misma porque el equipo va perdiendo o porque es un capullo? Sencillo: con su propia medicina.

heroes_of_the_storm_01 Los MOBA están plagaditos de esta clase de jugador, y el daño que se realiza cuando una quinta parte del equipo se pierde es enorme. Por eso Heroes of the Storm contará con un ‘infierno para quitters’, esto es, cuando un jugador abandone muchas partidas como norma, el matchmaking lo juntará online con jugadores que lleven a cabo el mismo tipo de prácticas, consiguiendo así que ‘disfruten’ en grupo de la experiencia de juego que tanto les gusta promover de manera individual. Brillante, ¿verdad?

Obviamente, ya puede Blizzard medir bien quién hace esto por norma y quién lo hace por error o sin querer o como algo muy puntual. Imaginamos que sus sistemas de registro estarán bien afinados para no castigar sin remedio a alguien que ha tenido mala suerte. Y también esperamos que haya alguna manera de devolver a estos jugadores al matchmaking normal, porque tampoco hay que pasarse con los castigos.

Blizzard ha hecho esto, además de para solucionar un gran problema de los MOBA online, para empujar a que los jugadores tomen decisiones arriesgadas y prueben toda clase de estrategias para intentar dar la vuelta a una partida que creen perdida con antelación. Nunca se sabe cuándo un buen movimiento puede llevar a tu equipo a la victoria. Si veis eSports, sabréis que las mejores finales se deciden con un giro de los acontecimientos, vaya.