Battlefield 4

Battlefield 4 optimizado y gana tu pack premium

Battlefield 4 ofrece con Frostbite una de las mejores experiencias visuales en un PC, pero ¿necesitas tener un equipo a la última para exprimirlo a tope?

, , ,

Ya hemos visto en las semanas anteriores cómo Battlefield 4 ha sido pensado para ofrecer una experiencia de acción bélica capaz de llegar al máximo. Con el pack premium –que aún puedes ganar, dejando aquí y en Facebook tus comentarios– se amplian las posibilidades del juego, y gracias a Frostbite 3 la experiencia visual es increíble. Ahora, la pregunta es: ¿qué PC necesitas para exprimirlo a tope?

Battlefield 4

Equilibrar la acción de Battlefield 4 con la experiencia visual suprema es una tarea que Frostbite 3 facilita.

Si la semana pasada Frostbite 3 descubrió todo lo que puede dar de sí Battlefield 4 –y los juegos que vengan detrás– en el aspecto visual, si no has probado aún el juego de DICE es fácil que te preguntes si tu equipo será suficiente para disfrutarlo a tope gráficamente. Pues, aunque no te lo creas, es muy posible, aunque tu equipo no esté a la última.

Lo mínimo en Battlefield 4

Empecemos por el principio: los requisitos mínimos. Según EA y DICE, Battlefield 4 necesita un equipo con estas características, para empezar:

-Sistema operativo: Windows Vista SP2 32-bit
-Procesador (AMD): Athlon X2 2,8 GHz
-Procesador (Intel): Core 2 Duo a 2,4 GHz
-Memoria: 4 GB
-Disco duro: 30 GB
-Tarjeta gráfica (AMD): AMD Radeon HD 3870
-Tarjeta gráfica (NVIDIA): Nvidia GeForce 8800 GT
-Memoria gráfica: 512 MB

Desde ya te decimos que, sobre todo en lo que respecta a la RAM, si tienes menos ni te molestes, y si tienes 4 GB, vas a ir apuradito. Con el resto de componentes, sin florituras, pero vas a ir bastante bien. ¿Sorprendido? No deberías estarlo, realmente. Si algo dejó claro Battlefield 3 en su momento con el uso de Frostbite 2 es que el motor gráfico de DICE encuentra una de sus mejores virtudes en la optimización, que ha heredado sobradamente Frostbite 3.

Battlefield 4, en lo visual, sigue ofreciendo un motor gráfico de una optimización fascinante. El secreto está en el uso de “trucos” gráficos que, sobre todo en los efectos de desenfoque, profundidad de campo y partículas aprovechan al máximo lo que da de sí cada PC, sin sobrecargarlo. También la carga de texturas permite que eligiendo la configuración media disfrutes de una calidad más que notable sin afectar al rendimiento. Efectos de iluminación y shaders de última generación sí van a exigir que dispongas de una tarjeta gráfica media-alta. Pero, en general, un equipo medio, con una calidad media en la configuración gráfica, te va a dar un resultado excelente.

Pero, claro, tú lo que quieres es jugar a tope, ¿verdad? Quieres ver cada pequeño detalle en 1080 con todos los efectos al máximo… No es tan difícil, aunque exige equilibrar bien los componentes de tu PC. Vamos a ver cómo ir a un ajuste de configuración alta-ultra, sin que el PC sufra en exceso.

Para empezar, en cuanto al procesador, un Intel i5 4670 K o un AMD FX-8120 te van a dar rendimiento de sobra para disfrutar a tope del juego. Para la tarjeta gráfica habrás de tener en cuenta cómo se equilibra con la RAM de tu CPU. Sí, porque es posible usar una tarjeta gráfica que no sea de última generación si dispones de memoria extra para exprimir a tope el juego.

EA ofrece como requisitos recomendados los siguientes:

-Sistema operativo: Windows 8 64-bit
-Procesador (AMD): CPU de seis núcleos
-Procesador (Intel): CPU de cuatro núcleos
-Memoria: 8 GB
-Disco duro: 30 GB
-Tarjeta gráfica (AMD): AMD Radeon HD 7870
-Tarjeta gráfica (Nvidia): NVIDIA GeForce GTX 660
-Memoria gráfica: 3 GB

Un buen equilibrio

Vale, lo de Windows 8 da igual, en serio. Windows 7 va de fábula, pero sí es cierto que un SO de 64 bit hace mucho –pero mucho– en favor de la experiencia de juego. Con cualquiera de las CPU que te hemos mencionado, Battlefield 4 va sobrado. Son las cosas de Frostbite 3. Ahora, la memoria: es clave. Si tienes 8 GB vas a ir bien, pero si la potencias con una tarjeta gráfica de las últimas –GeForce GTX 7xx, Radeon R9 290, por ejemplo–, te vas a mover sin problemas en las configuraciones de calidad Alta y Ultra, sacrificando, quizá, ligeramente, la tasa de fps en la última. Pero tranquilo, que nunca bajarás de 30 ni por asomo y la mayoría de tiempo estarás en los 50-60. Y seguimos hablando de 1080, sí. Si quieres algo ya suaaaave, elige 1280×720 o 1280×768, y disfruta…

Si tienes una tarjeta gráfica algo inferior –GeForce serie 6XX, Radeon R7 260–, pero puedes aumentar algo la RAM –16 GB son más que suficientes–, prepárate a disfrutar de un experiencia en calidad Alta o Ultra que vas a alucinar. Y en cuanto a los fps, estarás igual que en lo comentado anteriormente.

Te contamos nuestra experiencia: un i7 3960X, 16 GB de RAM, Windows 7 64 bit, 30 GB de disco duro, GeForce GTX 690, 1920×1080, calidad Ultra. Y el resultado es… ¡espectacular! Te dejamos con unas cuantas capturas para que veas cómo Frostbite 3 echa el resto y hace de Battlefield 4 en tu PC una experiencia de nueva generación, pero de verdad.

Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4  Battlefield 4