Blackguards 2 nos ofrece una jugabilidad mejorada en uno de los géneros más viciantes: la estrategia rolera.

Blackguards 2 se reinventa para 2015

Daedalic Entertainment tiene unas conexiones profundas con el mundo editorial que le permiten desde exclusivas como la de Los Pilares de la Tierra hasta disfrutar de la licencia de The Dark Eye para desarrollar todos los tipos de juegos que les apetezcan. Aventuras, juegos de rol, estrategia táctica e incluso MMOs. Mientras sigan teniendo un mínimo de calidad y nos permitan descubrir poco a poco el Dragones y Mazmorras que vino de Alemania, nosotros encantados de este bombardeo de videojuegos.

, , , ,

The Dark Eye: Blackguards vuelve en 2015 con su segunda parte Blackguards 2. Con un trailer —que puedes ver más abajo— en el que se anuncia su salida para “principios del 2015” y se deja claro que han escuchado a los aficionados y han tratado de corregir los defectos de la primera parte.

Blackguards 2 quiere corregir los fallos de su primera parte y aparecerá a principios del 2015.

Con cada nuevo videojuego de The Dark Eye, se explora un género distinto. Este Blackguards 2 es rol estratégico de ése que gusta tanto en Japón.

La segunda parte es un rediseño casi total del primer juego, donde se elimina la aburrida y repetitiva campaña lineal y se introduce un mapa estratégico y cierta gestión de recursos. Además, parte de las reglas, inspiradas por el juego de rol de lápiz y papel Das Schwarze Auge (The Dark Eye), se han simplificado, de manera que los combates son más divertidos en vez de hacerse tediosos según se va progresando en la campaña. Lo cual era un problema muy grande para un juego de estrategia táctica, donde el jugador debe disfrutar cada acción, cada despliegue y cada mejora de armas.

Uno de los cambios más importantes en Blackguards 2 es la campaña dinámica, que varía en función de decisiones tomadas en misiones anteriores y que modifican la situación en el mapa estratégico. Si, por ejemplo, decides torturar a un prisionero es posible que una nueva localización se abra en el mapa gracias a la información extraída del pobre diablo. Si, por el contrario, lo matas o dejas libre, esa localización permanecerá oculta en el juego hasta otro momento o puede que para siempre. Es una manera muy interesante de conectar la trama con el juego sin complicar demasiado las opciones estratégicas, es decir, que no se convierta en un Total War.

Gracias a la inestimable labor de Daedalic publicando y distribuyendo el juego es posible que, algún día, en el resto de Europa nos enteremos de qué va Das Schwarze Auge y, ya pidiendo mucho, a lo mejor hasta una distribución en castellano de los clásicos libros del juego de rol de lápiz y papel. Échale un ojo a la lista de videojuegos (Wikipedia en inglés) basados en este universo y ya verás cómo te pica un poco la curiosidad.