Carmageddon Reincarnation en Acceso Anticipado

Carmageddon Reincarnation disponible en acceso anticipado

Carmageddon Reincarnation ya está disponible en Steam, en acceso anticipado, aunque como tal la versión existente aún tiene meses de desarrollo por delante.

, , ,

Carmageddon ha vuelto. Uno de los títulos más polémicos de finales de los 90 por su violencia explícita renace como Carmageddon Reincarnation, de la mano de Stainless Games, y ya está disponible en Steam como juego de acceso anticipado. Un remake que se aprovechará de la nostalgia de los jugadores más talluditos y que descubrirá a los más jóvenes uno de los juegos –al menos en forma de remake– más polémicos de su Historia.

Carmageddon Reincarnation ya está disponible

El “nuevo” Carmageddon ya está disponible como juego de acceso anticipado en Steam.

¿Carmageddon Reincarnation podría ser un juego retro, como se pregunta JL? O siendo un remake, como el que ha hecho Stainless Games, ¿hay que considerarlo como un juego nuevo? Y eso, aunque sea el enésimo de una saga que tuvo su momento y, como decía Ian Malcolm en Jurassic Park, la “naturaleza” lo eligió para su extinción y quizá debería quedarse en el recuerdo –como tantos otros remakes, remasterizaciones, etc.

Pero ha vuelto, Carmageddon Reincarnation está disponible en Steam desde hace unos días, como juego de acceso anticipado, por 25 eurazos, lo que para un título en desarrollo y sin acabar no es moco de pavo. Y es que, dos años después de que se anunciara, lo que puedes encontrar en esta versión son seis coches y tres niveles –alguno aún con muchas cosas por pulir– y no mucho más. Está bien para abrir boca, pero vamos, que todavía le queda mucho por delante. Stainless confía en tenerlo acabado para finales de año –cuando subirá un poco el precio– sin especificar mucho más.

De momento, podrás probar el estilo básico del juego, dedicarte a atropellar unos cuantos peatones –que es de lo que va Carmageddon, por si no lo sabías–, destrozar a otros coches y dedicarte a hacer hamburguesas de ternera, de la forma más expeditiva posible, llevando directamente del campo a la mesa un delicioso picadillo de carne.