Total War Warhammer

Creative Assembly a punto de anunciar Total War Warhammer

Creative Assembly prepara Total War Warhammer, un nuevo juego de la popular saga de estrategia que estará ambientado en el universo de Games Workshop.

, , ,

Pues no, no parece un rumor infundado, porque se sabe que Creative Assembly estaba trabajando en un nuevo Total War, tras Attila, y en una filtración de un libro de arte de la saga, a punto de salir –el día 23 de enero– y en un texto firmado por Mike Simpson, uno de los jefazos y director creativo del estudio, se encuentra la confirmación: tras explorar Total War Arena, lo siguiente será entrar en el universo de la fantasía con Total War Warhammer. Quizá no sea ese el nombre definitivo, pero será el siguiente en la saga.

¿Cómo será Total War Warhammer?

Sí, vale, ésta es una imagen genérica de Games Workshop de su universo de fantasía, pero probablemente la cosa no vaya a variar mucho en Total War Warhammer… ¿no?

Ahora todo tiene sentido. Cuando estuvimos el pasado año en las oficinas de Creative Assembly para la presentación oficial de Total War Attila, la sala de espera en que los periodistas de medio mundo estuvimos reunidos estaba atestada de figuras, maquetas, dioramas y todo lo que puedas imaginar del universo de fantasía de Warhammer. Sólo del de fantasía. Mucho había allí para ser una afición comunitaria de algunos miembros del estudio, pero como no había nada oficial al respecto… Aunque, bueno, lo de Total War Warhammer, en el momento de escribir estas líneas sigue sin ser oficial. Pero la confirmación está en la filtración que mencionábamos antes.

Lo que sí es oficial es que Creative Assembly firmó en 2012 un acuerdo con Games Workshop, pero no había más datos desde entonces. Han pasado muchas cosas en el estudio británico en estos dos años, incluyendo el lanzamiento de un juego que se consideraba atípico para el curriculum del estudio, como Alien Isolation, pero mira tú el resultado tan genial, así que con lo de Total War Warhammer no podemos menos que empezar a frotarnos las manos, porque puede ser algo realmente muy gordo.