El parche 1.10 de The Witcher 3 tiene un montón de cambios

CD Projekt ha lanzado un nuevo parche para The Witcher 3 que tiene un montón de cambios y que también pesa un montón: entre 6 y 11 GB.

, , ,

CD Projekt sigue mejorando The Witcher 3 a pesar de que se lanzara en mayo, de que todo el que tuviera que pasárselo ya lo ha hecho mínimo una vez y a pesar de que la primera expansión, que es lo que debería tenerles ocupados, se lanza la semana que viene. El parche 1.10 incluye más de 600 pequeños cambios, está disponible tanto en PCs como en consolas y pesará entre 6 GB y 11 GB, dependiendo de si habías mantenido el juego más o menos actualizado en los últimos meses o no.

Hearts of Stone es la primera expansión de The Witcher 3 y se lanza la semana que viene. Incluirá unas 10 horas más de contenido.

Hearts of Stone es la primera expansión de The Witcher 3 y se lanza la semana que viene. Incluirá unas 10 horas más de contenido.

Cito a Marcin Momot, de CD Projekt, que ha escrito lo siguiente en los foros de CD Projekt: “En total, el parche tiene un total bastante impresionante de 600 cambios, incluyendo arreglos para la carga de misiones, optimizaciones que harán que el juego vaya mejor en PC y en consolas, más de 150 mejoras en la estabilidad que deberían acabar con ciertas incidencias, más conversaciones con personajes clave que mejorarán tu relación con ellos así como con la historia en total y una solución, una muy esperada, que debería arreglar el tedioso proceso de gestión de los objetos en el Inventario y mejorar el orden y la disposición de los objetos en general”.

Si os apetece leer todos los cambios, uno a uno, CD Projekt ha subido un PDF de unas 13 páginas con todo. No parece haber ninguno realmente importante al margen del ya citado del menú, sino que es una larga, larga lista de pequeños cambios y arreglos que venían haciendo falta y que no todo el mundo sabía que fueran necesarios. Si el rendimiento en PC se ha mejorado, tal y como prometen, yo encantado, aunque tener que descargar tantísimos GB por un parche… En fin, son los tiempos que corren.