Diablo 3 cierra la Casa de Subastas

El último parche de Diablo III suma un montón de contenido

El nuevo parche de Diablo III es una actualización importante, pues modifica numerosos aspectos fundamentales de la jugabilidad y suma nuevos objetos.

, , ,

El parche 2.3.0 de Diablo III va a liar una buena, pues llevará a cabo un montón de alteraciones en el juego y añadirá cosas nuevas, como una nueva zona, cambios en el sistema de creación de objetos, un nuevo modo aventura, nuevos niveles de dificultad y un nuevo artefacto llamado el Cubo de Kanai, que básicamente es algo parecido al Cubo Horádrico de Diablo II.

diablo_iii_reaper_of_souls_01

Diablo III se ha actualizado con una burrada contenidos en su último parche, como nuevos niveles, un nuevo modo de dificultad y nuevo equipamiento.

El Cubo de Kanai se podrá encontrar en la Tumba del Rey Kanai, una de las localizaciones del yermo congelado de las Ruinas de Sescheron, que viene a ser la nueva zona que incluirá este nuevo parche y que, según Blizzard, “arrojará algo de nueva luz sobre los misteriores del lore de los míticos Bárbaros”. El Cubo permite deshacer objetos legendarios, permitendo a los jugaodres equipar sus efectos especiales como habilidades pasivas (al margen de sus propias habilidades pasivas), convertirlos en elementos de construcción de objetos y “mucho más”.

No todo son añadidos, pues parece que perderemos definitivamente el Reino de los Desafíos, aunque a cambio ganaremos ciertas pruebas y recompensas en el nuevo Modo Aventura.

Por lo demás, en cuanto al nuevo modo de dificultad, los jugadores con más nivel podrán jugar a una dificultad denominada Tormento X; el nuevo Diario de la Temporada permitirá seguir el progreso de jugadores individuales en los diferentes capítulos y desbloquear nuevos retos y recompensas; habrá también nuevos objetos legendarios y sets completos; se harán nuevos rebalanceos del sistema de combate; y, en general, se dará una pasadita completa para limar los bugs que queden.

En fin, que Diablo III sigue vivito y coleando, y aún nos queda otra expansión como mínimo por delante.