Esto es lo que pide Metal Gear Solid V: Ground Zeroes en PC

Konami lanza el 18 de diciembre su primera parte de Metal Gear Solid V en Steam, que no pedirá demasiados requisitos a nuestros ordenadores

, , , ,

Los jugadores de PC llevamos años sin recibir un Metal Gear Solid en PC (desde Metal Gear Solid 2 en 2004, concretamente), por lo que es normal que estemos entusiasmados con la llegada este 18 de diciembre de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes, la primera parte de la quinta entrega de la famosísima saga salida del retorcido cerebro de Hideo Kojima. Afortunadamente para todos, lo hará con unas cuantas mejoras que, sin embargo, no exigirán demasiado a nuestras máquinas.

metal_gear_solid_5_the_phantom_pain_01

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes es la primera entrega de esta quinta parte, como decía, y aunque no es un gran juego – en lo que a dimensiones se refiere, pues solo tiene un mapa, una misión principal y cinco misiones –, sí cuenta una historia clave para entender hacia dónde se dirige este episodio de la vida de Big Boss, rematando en Metal Gear Solid V: Tha Phantom Pain, que también llegará a PC, pero en 2015 y sin una fecha fija más allá de que se estrenará en Stema “después de hacerlo en consolas”. Lástima.

Sea como fuere, al menos sabemos que no exigirá un PC de ultimísima generación para funcionar como es debido. Aquí tenéis los requisitos mínimos:

  • SO: Windows Vista 64-Bit o posterior
  • Procesador: Core i5 SandyBridge 4Core 2.7GHz o mejor
  • Memoria: 4 GB RAM o más
  • Gráfica: GeForce GTX 650 o mejor
  • DirectX: Version 11 o posterior

La tarjeta gráfica que pide, que es lo más importante, no es precisamente de última generación, y con toda seguridad, hasta una GTX 560 moverá el juego con gracia y soltura. ¿Y respecto a los requisitos recomendados?

  • SO: Windows Vista 64-Bit o posterior
  • Procesador: Core i5 SandyBridge 4Core (4 Thread) 2.7GHz o mejor
  • Memoria: 8 GB RAM o más
  • Gráfica: GeForce GTX 760 o mejor
  • DirectX: Version 11 o posterior

Nos alegra saber que no habrá que tener una gráfica de última generación con mucha VRAM, como sí ha pasado con otros juegos portados de consola (Assassin’s Creed).