Fight the Dragon tiene una estética cúbica muy cuca.

Fight the Dragon es un sandbox de mazmorreo

En 3 Sprockets se han especializado en crear las herramientas y el entorno y dejar la jugabilidad a sus usuarios. Su historial comenzó un tower defence con la misma apariencia (Cubemen) y ahora llega este juego de rol de acción en sandbox que promete infinitas horas de entretenimiento con los niveles y aventuras creados por los jugadores. Es la alternativa perfecta para compaginar con esos otros juegos de rol que presumen de más de 100 horas.






, , , , ,

Podría parecer un heredero de Dungeon Keeper, pero Fight the Dragon no tiene estrategia por ningún sitio, es un editor de mazmorras que luego varios jugadores pueden disfrutar a lo Gauntlet. El estudio australiano 3 Sprockets lo lanzó el 4 de diciembre, pero como es habitual en este tipo de juegos ha recibido unas cuantas actualizaciones, siendo la última la versión 1.0.2 del 17 de diciembre.

Fight the Dragon es un juego de rol de acción sandbox donde los usuarios crean su propia aventura.

La creatividad de los jugadores fue lo que convirtió, por ejemplo, Neverwinter Nights en todo un éxito. ¿Podrá mantener el interés en Fight the Dragon?

En algo que parece la unión de cualquier juego de saqueo de mazmorras con un Minecraft (menos pixelado, eso sí), Fight the Dragon basa su atractivo principal en un suministro ilimitado de niveles si la comunidad se pone manos a la obra con el editor que incluye el juego, el llamado Adventure Construction Kit (ACK).

De momento sólo los trajes y armaduras están integrados con Steam Workshop y es, por tanto, muy fácil descargar y probar el nuevo material de este tipo que los usuarios creen para el juego. Por otro lado, los niveles se gestionan totalmente dentro del juego y su ACK. Al parecer en los servidores de Fight the Dragon ya se han compartido más de 1.600 niveles, en su mayoría aventuras cortas de unos 10-15 minutos, creados por los usuarios.

Los australianos no emprenden esta aventura desde la nada absoluta, como hizo el ahora millonario Markus Persson, sino que ya experimentaron con la estética cubista con una saga de juegos tower defence titulada Cubemen. Dado el salto de género, es de esperar que hayan trabajado en las mecánicas básicas del nuevo, por ejemplo: el sistema de botín, las mejoras de habilidades, armas y armaduras. Por mucho que Fight the Dragon no incluya ninguna campaña, si estas mecánicas no cumplen, el disfrute se verá seriamente impedido y la posibilidad de ponerse a trastear con el editor es mucho más remota.

En el último vídeo de los desarrolladores puedes ver las capacidades recién añadidas al editor del juego y que facilitan la creación de niveles.