Killing Floor 2 para PC

La versión final de Killing Floor 2 para PC ya está disponible

Desde hoy por fin la versión final de Killing Floor 2 para PC ya está disponible, tendrá que hacerlo muy bien para igualar el éxito de su predecesor

, , ,

Killing Floor es uno de esos juegos que no recurre a complicadas tramas o enrevesadas mecánicas de juego como la mayoría de FPS o juegos que vemos hoy en día, sino que es un juego con un marcado carácter arcade y que nos encanta a aquellos que preferimos reventar enemigos sin grandes excusas ni cinemáticas de por medio. Pues bien, tras haber vendido millones de copias, su secuela, la versión final de Killing Floor 2 para PC ya está dipsonible, y con ella un montón de novedades respecto de la primera y exitosa entrega. Veremos si esta segunda parte mantiene el nivel.

Killing Floor 2 para PC

La versión final de Killing Floor 2 para PC ya está dipsonible. Secuela de Killing Floor, juego de PC que superó los 3 millones de unidades vendidas, debutará en consolas con este lanzamiento que preserva su característica estilo de disparos frenético y sus extraordinario aspecto visual gore, totalmente aumentados con controles de fluido, texturas más nítidas y un aumento general de la fidelidad.

El lanzamiento de hoy marca la conclusión de la exitosa fase de Acceso Previo en Steam de Killing Floor 2 que ha vendido más de 1 millón de unidades y continua incrementando su leal comunidad de jugadores. Aquellos que se suscribieran con anterioridad el Acceso Previo podrán actualizar el juego para implementar todos los contenidos de lanzamiento, entre los que se incluye la nueva ventaja de Supervivencia disponible en el día de hoy.

Killing Floor 2 es un esperado shooter de horror de ciencia ficción cooperativo que como os decía antes tiene en su marcado estilo “arcade” por decirlo de alguna manera, su mayor atractico respecto del resto de títulos que conforman uno de los géneros más saturados del mercado. Sin duda es una gran noticia la llegada de este Killing Floor 2 a PC, donde va a hacer las declicias de los que nos gustan los buenos arsenales de armas y eso de disparar y después preguntar, como en el legendario, simple y adictivo Doom.