Las ofertas de verano de Steam de 2016 lo han petado a lo grande

Como cabía esperar, las ofertas de verano de Steam de 2016 han sido un éxito sin precedentes, superando a las anteriores de 2015.

, ,

Por si teníais alguna duda sobre las ofertas de verano de Steam de 2016, han sido un éxito sin precedentes. La nueva estrategia de Valve de cara a las ofertas quizá es menos divertida para los jugadores, pero desde que la aplicaron, han demostrado que la recaudación aumenta, que los usuarios confían más en los precios establecidos y que los desarrolladores están más contentos y se atreven incluso con descuentos mucho mayores de lo que hacían hace unos años.

Ofertas de verano de Steam de 2016

Esta imagen tiene tantos usos que nos resulta imposible no utilizarla cada vez que hablamos de Valve, y en este caso, de las ofertas de verano Steam de 2016.

Las ofertas de verano de Steam de 2016 superan a las de 2015

Las ofertas de verano de Steam de 2016 volvieron a prescindir de las ofertas diarias y de las ofertas flash, por lo que los precios que veíamos en la tienda digital de Valve eran los mínimos que dichos juegos iban a alcanzar, sí o sí. Esto es lo que ha hecho que el aumento sea tan considerable.

En total, se han vendido en torno a 36,8 millones de juegos durante las rebajas, un aumento a tener en cuenta en comparación con los 33 millones vendidos en 2015. Está claro que el aumento de usuarios en Steam tiene algo que ver con esto, pues en este año han pasado de 130 millones a 175 millones. Aún así, las estadísticas también apuntan a que los free to play presentes en Steam no han animado a la compra de juegos por parte de ese tipo de jugador.

Los beneficios han aumentado una barbaridad. En 2015, los desarolladores se llevaron 160 millones, pero este 2016 han sacado unos 223,2 millones, un aumento impresionante del 40%. Una de las razones es lo que os decíamos, la ausencia de ‘metajuego’ en las ofertas. En general, las compras se han distribuido mejor entre todos los días, en comparación con los picos iniciales y finales de otros años.

En definitiva, está claro que Valve sabe lo que hace.