League of Legends recibirá un gran lavado de cara en 2016

Riot tiene preparado un gran lavado de cara para League of Legends de cara a 2016, con un nuevo cliente y una nueva interfaz dentro del juego.

, , , ,

League of Legends es uno de los juegos con más jugadores del mundo, de ahí que la noticia de que Riot va a realizar grandes cambios en el juego de cara a 2016 sea tan importante. El estudio ha anunciado que llevarán a cabo cambios en la interfaz del juego y en sus campeones y que también lanzarán un nuevo cliente más intuitivo y bonito para ejecutar el juego y gestionar diferentes aspectos del mismo antes de entrar en una partida. Vamos, que quieren hacer un Dota 2 Renacer a su manera.

League of Legends

League of Legends seguirá siendo un juego muy colorista, intenso y lleno de diversión con todos estos cambios, o eso prometen desde Riot.

Para empezar, antes de que comience la temporada de 2016, se modificarán diferentes campeones para ponerlos al día y que vuelvan a utilizarse a menudo, así como se modificarán diferentes objetos para bonificar a dichos campeones y se modificarán las maestrías para que sean más poderosas aún al comienzo de los combates. Oh, y despedíos de la poción de maná para siempre.

Riot también va a cambiar la manera en la que se buscan partidas en Ranked y se eliminarán las penalizaciones por grupos de jugadores que intentan conseguir rango en un mismo equipo. También prometen reducir el tiempo de búsqueda de partida para los jugadores de alto nivel, algo que empezaba a ser un problema.

Habrá un nuevo menú de selección de campeones: se podrá elegir una posición inicial favorita en el mapa para aparecer y los bans entre equipos funcionarán de otra manera: los tres últimos jugadores por equiop en elegir podrán recibir un ban de uno de sus personajes mientras que los otros dos podrán asegurar los suyos con más facilidad.

Por último, Riot actualizará el cliente para ser más rápido y eficaz a la vez que anuncia un sistema de cofres y llaves a lo Valve que no tiene pinta de que vaya a ser muy bien recibido entre los jugadores por aquello de los micropagos.