Solo contra el mundo es el lema de muchos JDR modernos.

Lords of the Fallen sale en otoño para PC

Aunque los propios productores comparan el juego con Dark Souls, parece que el tono claramente europeo de Lords of the Fallen es, de manera más precisa, un The Witcher centrado en el combate, con una dificultad en modo pesadilla y que ha “tomado prestados” los diseños de los sacerdotes imperiales de Warhammer que ya vimos en Mark of Chaos.

, , , , , ,

Lords of the Fallen es un juego de rol de acción creado por uno de los productores de The Witcher (Tomasz Gop), que dejó a medias el desarrollo de la segunda parte y emprendió una aventura diferente, intentando centrarse en el apartado que la mayoría de los jugones consideran el punto más flojo de las aventuras del brujo en los videojuegos: el combate. Sale para PC el día 31 de octubre de 2014 de la mano de los estudios CI Games y Deck 13.

Lords of the Fallen es oscuro y peligroso.

Los combates contra complicados jefes finales son una constante en Lords of the Fallen.

Lords of the Fallen presenta a Harkyn, un guerrero santo —muy inspirado en los sacerdotes y fanáticos imperiales de Warhammer Fantasy— que debe enfrentarse al renacimiento de un dios malvado y, de paso, redimir sus antiguos pecados. Para definir el sistema de juego, los equipos de desarrollo se fijaron en la vara para medir el género del rol de acción en la actualidad: Dark Souls. La saga Souls marcó un antes y un después por su alta dificultad, que sólo posibilitaba dos tipos de estrategias, un farmeo extremo, digno de los MMORPG coreanos más infames, como Ragnarok o Lineage 2 o, por otro lado, una habilidad afinada al máximo para morir la cantidad justa de veces en los combates, especialmente los de los jefes.

Como todas las cosas en la vida están relacionadas, la necesidad de matar hasta la rata que corretea por aquel sótano, cuatro escenarios más atrás, era la única manera de conseguir una habilidad en los combates casi perfecta, una danza bloqueo-ataque-bloqueo sólo al alcance de los jugadores más dedicados. Para evitar esto, han introducido un sistema en el que se puede utilizar una especie de bomba inteligente a lo matamarcianos para aquellos combates que nos desesperen. Suponemos que el sacrificio necesario será importante para compensar, pero de momento no se ha detallado más.

El problema de utilizar los juegos de la saga Souls como inspiración es que los jugadores no van a criticar si es mejor o peor que los títulos de From Software. Lo que van a criticar es su similitud, como ya le ocurrió a Dark Souls 2, cuyos cambios en el sistema de juego (eso sí, manteniendo la dificultad) decepcionaron a multitud de aficionados. Los desarrolladores se han empeñado en una comparación que no hacía falta, cuando tendrían que haber expresado su idea original “The Witcher, con mejor combate y más difícil”. A lo mejor es que la franquicia del brujo es una torre más alta para escalar que la saga japonesa. Échale un vistazo al último tráiler y opina por ti mismo:

Puedes pasar un Halloween de miedo (y desesperación) con Lords of the Fallen.