gameplay de Dark Souls 3

Los problemas de Dark Souls III en PC siguen ahí

From Software no ha solucionado los problemas más importantes de Dark Souls III: los cheaters y que jugadores inocentes son castigados por su culpa.

, , , ,

Parece que los problemas de Dark Souls III en PC solo acaban de empezar. Aunque los recientes parches han solucionado bugs tontos y simplones, parece que de fondo hay un problema que, esta vez, no tiene que ver con el rendimiento gráfico del juego (que era el problema en anteriores entregas). Actualmente, el apartado multijugador del juego está bastante roto por culpa de los tramposos.

Dark Souls III

Para una vez que el rendimiento del juego no es uno de los problemas de Dark Souls 3, los cheaters han resultado ser algo tremendamente difícil de llevar.

Todo parece indicar que los problemas de Dark Souls III en PC empiezan en los avisos equivocados de que has infringido las normas online de From Software, pero esto ocurre muchas veces sin razón alguna, sin que hayas hecho nada. Algunos jugadores han sido baneados del multijugador sin saber siquiera por qué, pero tampoco es algo muy grave: volverse a conectar es sorprendentemente fácil.

Esto supone un problema: hay maneras de hacer trampas en el PvP y en las invasiones a otros jugadores de mil maneras sin sufrir un castigo, algo que perjudica a los jugadores legales. Muchos están viendo que no hacen daño a sus invasores o que estos se mantienen en el aire o que atraviesan muros o que incluso ayudan matando a un jefe… de un solo golpe. Para colmo, la parte afectada puede sufrir también por culpa de esta gente. Por ejemplo, aceptar regalos de otros jugadores online ocasiona problemas, independientemente de si el objeto ha sido trucado o no. Si quien te da el objeto ha usado un truco, estás fastidiado, esto es así.

Bandai Namco está recomendando prudencia online, pero es From Software al final quien debe actuar en estos casos y, de momento, no lo hace nada bien. Esperemos que en futuras actualizaciones se actúe más severamente sobre los tramposos y solo contra ellos.