En Massive Chalice grupos de personajes se enfrentan por turnos al enemigo.

Massive Chalice se lanza de forma oficial el día 1 de junio

Aunque muchos de los mecenas de Massive Chalice dudaban de la capacidad de Double Fine de entregar los dos juegos que habían financiado mediante Kickstarter en tan corto período de tiempo, la empresa de Tim Schafer ha cumplido con creces sus promesas y ya casi tenemos disponibles tanto Broken Age como esta estrategia por turnos fantástica.

, , , ,

Para los mecenas de Massive Chalice en Kickstarter, el 1 de junio será un día de celebración tras los meses de espera durante la campaña y el desarrollo. Sobre todo cuando Double Fine tenía otra tarea bien grande, con nombre Broken Age, entre manos.

Massive Chalice es un juego de estrategia por turnos financiado por los jugadores.

Massive Chalice ya está listo para el gran público con su fecha de lanzamiento oficial establecida para el 1 de junio.

Aunque Massive Chalice lleva en Acceso Anticipado desde finales del año pasado, la versión que los desarrolladores dan como final no aparecerá hasta el primer día del próximo mes, donde todos podremos disfrutar de un juego de estrategia táctica por turnos y con puntos de acción, al más puro estilo del combate de X-Com pero con una ambientación de fantasía. Como te contamos al principio de la etapa de Acceso Anticipado, a ratos el desarrollo de Massive Chalice parecía condenado a la cancelación, por los esfuerzos para terminar Broken Age.

Afortunadamente, parece que el equipo de Massive Chalice era completamente independiente al de Broken Age y el tiempo invertido ha dado lugar a un juego bien rematado, con buenas valoraciones en Steam. Aunque siempre hay que tomar con un poco de prudencia cualquier comentario sobre la etapa en un juego en lo que no es otra cosa que una beta pública, parece que lo más difícil del juego —evitar que los combates se hagan repetitivos— se ha resuelto satisfactoriamente con una campaña dinámica que evita que nos enfrentemos constantemente al mismo tipo de enemigos, induciendo al jugador al aburrimiento.

Además, Massive Chalice no tendrá multijugador, por lo que todos los huevos estaban en la cesta de una campaña entretenida, que ofrezca rejugabilidad y que sea lo suficientemente variada para hacer todos los experimentos de diseño de escuadras que nos gusta hacer en juegos de este tipo. Por supuesto, y por petición de los jugadores más veteranos en el género, Massive Chalice tiene un sistema de muerte permanente para los miembros del equipo, para que el cariño que se les coge —por su rendimiento en combate, no nos engañemos— nos haga repetir una y otra vez un turno para salvar la vida de nuestro personaje estrella.