Microsoft dice que un Windows Open Source es posible

La idea de un Windows Open Source parece imposible conociendo a Microsoft, pero los vientos del cambio andan cambiando las mentes de sus directivos.

, ,

¿Leéis la Wired? Deberíais, en general su revista impresa es más publicidad que contenido, pero su web tiene contenido curioso y vuelcan los buenos reportajes online. El caso es que recientemente han conseguido que Mark Russinovich, cuyo nombre parece falso pero es el CTO de Azure, un servicio muy importante de Microsoft, asegurara esto ante la pregunta de si algún día veremos un Windows Open Source: “Sí, es definitivamente posible. Es una nueva Microsoft”. ¿Quién se iba a esperar que una compañía tan protectora con sus propiedades y que vive casi íntegramente de tener un gran porcentaje de los ordenadores del mundo con su sistema operativo?

Windows 10

La cuestión, por supuesto, es que para que haya un cambio, una reacción, debe haber primero una acción. Y ese acto es un hecho: que Linux y otros software Open Source, como Open Office o VLC o Bittorrent o muchos otros están ganando terreno a otras propuestas que no solo son de pago sino que funcionan en todas las plataformas y tienen su código a disposición de cualquiera. Pues justo esto es lo que Russinovich cree que es posible con Windows, que Microsoft decida hacerlo Open Source.

Esto se debe principalmente al cambio que todos los responsables dentro de la compañía, y que muchos empezamos a notar: “Toda conversación que puedas imaginar que hemos tenido sobre software, cerrado contra abierto, ha ocurrido”. Ciertamente, que Microsoft hable de estas cuestiones es muy, muy importante y podría atraer a otras grandes compañías a seguir su ejemplo…si es que lo hacen algún día.

De momento, habrá que conformarse con que Windows 10 estará disponible de forma gratuita para cualquiera con una licencia de Windows 7 y Windows 8, lo cual ya es un gran paso para Microsoft, ciertamente, sobre todo si tenemos en cuenta que hasta los que tengan una versión pirata podrán actualizarse a una versión básica de Windows 10 que es legal.