Fallout 4

No todos los teléfonos servirán con el Pip-Boy de Fallout 4

Poco a poco vamos conociendo más detalles del elemento estrella de la edición coleccionista de Fallout 4, el Pip-Boy a tamaño real. Hoy hemos conocido los teléfonos que según Bethesda se podrán acoplar a este espectacular accesorio.

, , ,

El pasado E3 os contamos cómo la edición de coleccionista de Fallout 4 llegaría con un accesorio espectacular. Se trata de un Pip-Boy a tamaño real que quedará en nuestra muñeca como un auténtico mastodonte, y que necesitará de nuestro teléfono móvil para funcionar. ¿Queréis saber qué teléfonos no cabrán dentro del Pip-Boy a tamaño real?

fallout 4

La propia Bethesda ha aclarado qué tipo de teléfonos serán los que podamos usar para emular la pantalla en verde fosforito de este espectacular Pip-Boy “El Pip-Boy incluirá unas piezas de foam donde se podrá acoplar el iPhone 6, iPhone 5/5s, iPhone 4/4s, el Samsung Galaxy S5 y el Samsung Galaxy S4. Utilizando estos foam también se podrán acoplar otro tipo de smartphones populares. Como hemos querido conservar las dimensiones originales del modelo dentro del juego, algunos smartphones más grandes de los modelos que hemos descrito no cabrán en su interior”

Tampoco es que vayan a quedar excluídos demasiados terminales, pero si es verdad que aquellos que tengáis un phablet o un terminal de este tipo de dimensiones no podréis introducirlo en el Pip-Boy.

Una edición especial de Fallout 4 simplemente espectacular

El Pip-Boy es una especie de Smartwatch de tamaño gigante, muy al estilo de la tecnología disponible en los años 50. Mejor dicho la tecnología futurista de aquellos años, y es un asistente que nos ha acompañado en Fallout con el objetivo de controlar diferentes aspectos del juego. Pues bien, los chicos de Bethesda han tenido la genial idea de incluir en la edición especial un Pip-Boy a tamaño real, que tendrá un aspecto idéntico al del juego y que además podremos usar con nuestro teléfono.

Fallout 4

Como podéis ver en las imágenes, con este mega accesorio tendremos en nuestra muñeca un auténtico Pip-Boy con una aparente pantalla de tubo que quedará como un absoluto ladrillo en nuestra muñeca, para su funcionamiento sólo habrá que  introducir nuestro smartphone en su interior. El aspecto y su utilidad es lo de menos, pero cómo tiene que molar aparecer en una fiesta con el Pip-Boy en la muñeca y ponerse a tocar sus controles analógicos, simplemente una experiencia religiosa, como cantaba no se qué señor Iglesias..