Star Citizen 27 millones de dólares

Nuevo récord de Star Citizen: 27 millones y subiendo

Chris Roberts ha encontrado en la financiación de Star Citizen un sueño que ha vuelto a romper récords de recaudación y va por los 27 millones de dólares.

, , , ,

Seguimos sin saber cuándo lo veremos en funcionamiento, siquiera como una versión beta –abierta o cerrada, es otro cantar–, pero Star Citizen o, más concretamente, su financiación como proyecto de crowdfunding no hace más que dar alegrías a Chris Roberts, el padre de la criatura. Ha vuelto a romper otro récord y ya va por los… ¡27 millones de dólares! Si con esto no sale algo espectacular…

Star Citizen 27 millones de dólares

Para celebrar los 27 millones, Cloud Imperium Games ha desvelado esta imagen de una nave Xi’an.

Sin embargo, no es el objetivo final, ni mucho menos, de lo que Chris Roberts tiene en mente para el desarrollo de Star Citizen, y mientras el desarrollo bate un récord tras otro en cuanto a la financiación de su producción, ya se habla de lo que vendrá como contenido adicional si se llega a conseguir la cifra de 29 millones de dólares.

Pero vamos por partes. ¿Qué implican esos 27 millones de dólares? Aparte del agradecimiento del jefazo Roberts en la página oficial de Star Citizen, Roberts Space Industries –o, lo que es lo mismo, Cloud Imperium Games Corp–, conlleva que ahora habrá un nuevo tipo de nave comercial disponible, la Banu Merchantman, que Roberts asegura que ofrecerá una experiencia completamente distinta a cualquier nave de diseño humano.

Y sobre el futuro que traerán los –esperados– 29 millones de dólares, Roberts asegura que irán a la parte individual del juego, Escuadrón 42. El modo Escuadrón 42, que está siendo desarrollado por el equipo Foundry 42, a cuya cabeza se encuentra Erin Roberts, hermano de Chris, y asegura que esos dos millones extra les permitirán “hacer de Star Citizen un sucesor con todas las de la ley de Wing Commander“, metiéndonos de lleno, nada más comenzar, en misiones de combate sin necesidad de perder el tiempo explorando. Desde luego, suena de fábula.