BioShock Infinite Panteón Marino Episodio 2

Panteón Marino Episodio 2 anunciado para el 25 de marzo

El nuevo DLC de BioShock Infinite, Panteón Marino Episodio 2, ya tiene fecha de lanzamiento oficial. Nos meteremos en la piel de Elizabeth el 25 de marzo.

, , , , ,

Panteón Marino Episodio 2 ya tiene fecha oficial: el próximo 25 de marzo. En él se narra la conclusión de la historia que traslada a Booker DeWitt y Elizabeth, los protagonistas de BioShock Infinite, a un “what if” en un universo paralelo situado en la ciudad submarina de Rapture, justo antes de su colapso y de la guerra civil que desmontó la utopía de Andrew Ryan. ¿Preparado para meterte en la piel de Elizabeth?

BioShock Infinite Panteón Marino Episodio 2

Panteón Marino Episodio 2 llegará el 25 de marzo. Prepárate para ver tus uñas pintadas y descubrir nuevas armas y plásmidos, metido en la piel de Elizabeth.

Si has jugado –y acabado– el Episodio 1 de Panteón Marino ya sabrás la razón de que Elizabeth, esa Elizabeth convertida en femme fatale de los primeros minutos del DLC, sea la actriz principal de esta segunda parte. En Panteón Marino Episodio 2 nos metemos en la piel de la coprotagonista de BioShock Infinite en su afán por proteger a la pequeña que se convertía en el objetivo de Booker en la primera parte de la historia.

Esta segunda parte de Panteón Marino, según Irrational Games, se ha creado desde cero, y ofrecerá nuevas armas y poderes, así como un nuevo modo de juego: el sigilo. En él, además, veremos a viejos conocidos del BioShock original. Como ya pudiste ver en el tráiler de anuncio de Panteón Marino Episodio 2 –lo tienes más abajo, de nuevo– lo que se promete en esta nueva historia es realmente atractivo, pero no te queremos hacer ningún spoiler. Mejor míralo por ti mismo.

Panteón Marino Episodio 2 se incluye dentro del pase de temporada de BioShock Infinite, que cuesta 19,99 euros –lo tienes disponible en Steam–, aunque también puedes comprarlo por separado por 14,99 euros –lo que no es muy aconsejable, claro–. Eso sí, veremos si dura algo más de las dos horas de la primera parte, que pese a ser realmente intensas y explosivas, se hacían enormemente cortas.