ParlaBytes se reafirma como una de las ferias retro a tener en cuenta.

ParlaBytes, el 29 y 30 de noviembre en Parla

ParlaBytes 3D incluye todas las actividades típicas, desde los omnipresentes puestos con material de segunda mano, exhibiciones, proyecciones, concursos y campeonatos. Además de todo eso se celebrarán quedadas específicas de determinadas asociaciones o grupos de usuarios, como CAAD o Commodore Spain.

, , ,

Este fin de semana, el 29 y 30 de noviembre, se celebra en la ciudad madrileña de Parla una nueva edición, la tercera (o 3D, como dicen en su atractivo sitio web), de la feria retro ParlaBytes. De entrada gratuita, tiene lugar en la Casa de la Juventud de Parla.

Parlabytes es una convención retro en la ciudad madrileña de Parla.

El cartel de Parlabytes contiene toda la información necesaria para llegar y saber lo que nos espera allí.

Para entretener los ratos muertos —cada vez más escasos— entre ediciones de RetroMadrid y Madrid Games Week, feria que el mes pasado contó con una presencia retro tremenda, ParlaBytes se presenta como una apuesta ganadora. La cercanía a las fiestas de Navidad, la entrada gratuita y el aire de evento más familiar y menos masificado, le dan su propia personalidad.

Organizada por la Asociación Juvenil Cima de los Vientos, cuenta con la colaboración de todas las asociaciones de retroinformática más importantes de España y también, por supuesto, la de las tiendas especializadas. Parece que no hay ninguna agenda cerrada, sino que habrá continuamente mercadillo, campeonatos, talleres de reparación, proyecciones de películas y documentales, concursos y exhibiciones de máquinas antiguas. Pescando información desde su página de Facebook parece que, además, habrá una exposición dedicada al CD-i de Philips y también se celebrará el 25 aniversario de CAAD (Club de Aventuras AD).

Recuerda también que, como en todas las ferias en las que está presente la asociación ASUPIVA, en ParlaBytes se recogerán alimentos para causas benéficas dentro del programa Alimentos por Videojuegos y que podrás intercambiar por material retro, camisetas y, como su propio nombre indica, videojuegos. Si lo llevas de casa te ahorras una visita al supermercado para hacerte con material que sólo está disponible de esta manera, aparte de la satisfacción que da colaborar, por supuesto.