People Can Fly se separa de Epic Games

Si has jugado a Painkiller, todo lo que diga aquí no tiene sentido. En People Can Fly les gustan los juegos de acción en primera persona de vieja escuela pero con la tecnología hasta arriba de esteroides. Si en vez de pertenecer a Epic hubieran estado echando una mano a id Software con Doom, otro gallo habría cantado en la empresa tejana. Ahora, al parecer, se centrarán en Bulletstorm 2, la versión más festiva de las ensaladas de balas que tanto les gustan.

, , , , ,

People Can Fly es un estudio polaco que se dio a conocer con el frenético juego de acción en primera persona Painkiller, que tuvo múltiples expansiones y continuaciones. Este éxito llamó la atención de Cliff Bleszinski, creador de la serie Gears of War dentro de Epic Games y por 2007 ya estaban colaborando en la versión de PC del primer título de la serie de Marcus Fenix.

People Can Fly vuelve a ser independiente con permiso para centrarse en sus clásicos.

Painkiller era un prodigio de velocidad, exceso y un diseño de niveles que parecía hacer uso de cuatro o cinco dimensiones.

Desde entonces, en People Can Fly echaron una mano en casi todos los juegos de Epic Games, sobre todo en los modos multijugador, y se les permitió crear un nuevo juego original en la forma de Bulletstorm, otro juego tan frenético como Painkiller pero con un original modo artístico de encadenamiento de impactos, como si de un combo de un juego de lucha se tratase.

Aunque Bulletstorm fue un modesto éxito de ventas, desde Epic Games, y dado el abandono de Cliff Bleszinski tras Gears of Wars 3, también se les entregó el control de esta franquicia con Gears of War: Judgment —por supuesto antes de que Microsoft la comprase y se la adjudicase al estudio Black Tusk, ahora conocido como The Coalition.

Sobre ese momento, en 2013, Epic renombró People Can Fly al más puro estilo multinacional: Epic Games Poland. Ese movimiento no le hizo mucha gracia al fundador de People Can Fly, el extrovertido Adrian Chmielarz, que abandonó la entonces sucursal para fundar The Astronauts, cuyo único juego hasta el momento es The Vanishing of Ethan Carter.

En el fondo, la iniciativa de People Can Fly de volver a ser una empresa independiente tiene sentido dado que la empresa estadounidense sólo está centrada en el desarrollo de su motor y de los “experimentos” que lo acompañan (Unreal Tournament y Fortnite), y los desarrolladores polacos están deseando crear una secuela para Bulletstorm.

Tanto el actual director general Sebastian Wojciechowski como el fundador Adrian Chmielarz dicen que la propiedad intelectual de Bulletstorm está en manos de People Can Fly y que las primeras fases del diseño y desarrollo se comenzaron hace ya tiempo.