Los jugadores de Overwatch pueden disfrutar de partidas fluidas incluso usando GPUs integradas.

Por supuesto que Overwatch tiene micropagos

Junto con el lanzamiento oficial de Overwatch, además del juego llegan los micropagos, que permiten comprar caja de botín con desbloqueables.

, , , ,

Por fin está disponible, y sí, Overwatch tiene micropagos. Tras varias betas y un montón de meses con ganas de que Blizzard lanzara su nueva IP (la más nueva, si me permitís “despreciar” a Hearthstone y Heroes of the Storm y calificarlos como productos relacionados con las tres grandes sagas de siempre de la compañía). El problema es que la realidad del mundo del videojuego es una porquería y siempre recibimos la primera en la frente, como ha sido el caso con los micropagos que hay dentro de un juego que cuesta entre 40 y 60 euros, dependiendo de la versión.

micropagos overwatch

Por si quedaba alguna duda de que Overwatch iba a tener micropagos, aquí tenéis la tienda de cajas de botín, a un euro la caja, más o menos.

Como podéis ver en la imagen de más arriba, los micropagos de Overwatch sirven para desbloquear ítems de personalización, ya sean skins, poses de victoria o celebraciones varias, esto es, todo lo que se puede ir desbloqueando a medida que juegas y echas horas en Overwatch. Por supuesto, nada de esto afecta a la manera en la que juegas y podrás seguir venciendo con la misma facilidad a un jugador que se ha dejado 40 euros en micropagos, pues la habilidad es lo más importante.

Overwatch tiene micropagos y no parece irle mal

Y sin embargo, sigue fastidiando un poquito. Los precios, por cierto, son los siguientes:

  • 2 cajas de botín por 2 euros
  • 5 cajas de botín por 4 euros
  • 11 cajas de botín por 10 euros
  • 24 cajas de botín por 24 euros
  • 50 cajas de botín por 40 euros

¿Cuánta gente pagará por esto? Viendo el éxito de los demás juegos con micropagos de Blizzard, que son free to play, yo diría que bastante, aunque la mala sensación ya está ahí para todos los demás que no somos fans de este tipo de medida. Es verdad que la industria ha cambiado y que nadie nos está obligando a pagar nada, pero caray, que ya son 40 euros por el juego.