Project CARS 2

Project Cars detalla su impresionante motor físico

Project Cars enseña músculo con las especificaciones de su motor físico, que monitoriza hasta la extenuación cada uno de los factores del entorno y nuestros movimientos cientos de veces por segundo, en busca de la simulación perfecta

, , , ,

Slightly Mad Studios ha desvelado nuevos detalles acerca de la potencia gráfica de su esperado simulador automovilístico Project Cars, que verá la luz el próximo mes de marzo. Sus desarrolladores han querido enseñar músculo con detalles acerca del impresionante rendimiento de su motor físico. Y es que por lo visto en sus tráiler y capturas, todos esperamos un aspecto gráfico brutal, pero no esperamos menos de su vertiente física y realismo en el comportamiento de cada uno de los coches en carrera.

 Project Cars

Vamos a meternos en harina, de acuerdo con Slighty Mad Studios, Project Cars es capaz de calcular las físicas de todos los elementos en pantalla nada menos que 600 veces por segundo. Hay 250 millas de asfalto disponibles en Project Cars y un espectacular sistema volumétrico de aceleración tan avanzado que es capaz de chequear en tiempo real la temperatura del asfalto y la presión del aire para determinar el par disponible en nuestro coche en cada segundo de competición. Hablamos de palabras mayores en cuanto a simulación automovilística.

Project Cars nos ofrecerá cientos de kilómetros de asfalto

Project Cars ofrecerá con todos los trazados disponibles la longitud equivalente al trayecto entre Times Square en Nueva york y la Casa Blanca en Washington, o lo que os decíamos antes, más de 250 millas. Pero eso no es todo, otro de los espectaculares datos que avalan el realismo de Project Cars gira entorno a la precisión de los controles, que son monitorizados hasta 250 veces por segundo, todo ello en conjunción con el espectacular motor físico y gráfico. Para rematar la faena, recordaros que Project Cars será compatible 100% con Oculus Rift, por lo que la experiencia de conducción de este juego podría tratarse de algo casi “religioso”, tal y como lo denominó el genial John Carmack. El próximo 17 de Marzo saldremos de dudas con esta bestia parda de la conducción.