Quest for Infamy es toda una oda al píxel.

Quest for Infamy ya disponible

Los más viejos del lugar recordarán Quest for Glory, otra de las legendarias sagas “Quest” de Sierra. En este caso, eran distintas a las demás, al añadir a la aventura gráfica una pizca de rol que determinaba los resultados de los combates con los monstruos. En 2014 ha recibido dos homenajes, este Quest for Infamy, que acaba de salir y Heroine’s Quest, que apareció gratuitamente hace varios meses y que desde Marzo se puede encontrar en Steam.

, , , , ,

Quest  for Infamy es una parodia de Quest for Glory que acaba de salir a la venta de manera digital. Tras la estela de Quest for Glory han aparecido recientemente varios títulos: uno de ellos, por ejemplo, creado por el mismo equipo creativo que trabajó en Sierra en la serie de videojuegos de aventura-rol y financiado por una campaña de Kickstarter a finales de 2012, Hero-U: Rogue to Redemption ha sido un ejemplo de mala gestión del dinero de los mecenas —algunas de las actualizaciones que enviaba el equipo eran realmente trágicas, como el cierre de varias de las fábricas donde estaban fabricando las recompensas, o cómo habían tenido que hipotecar su casa para seguir financiando el juego—.

Quest for Infamy suma el combate a la aventura clásica.

En Quest for Infamy tomamos el papel del ladronzuelo Mr Roehm, que no busca la gloria sino un buen saco de oro.

Muchos de los fans de la serie, decepcionados, se han lanzado a crear secuelas espirituales alternativas, una de ellas es Quest for Infamy que, tras una campaña en Kickstarter mucho más discreta que la de Hero-U, ya está disponible en GOG, Humble Store, Desura, Green Man Gaming y Steam. También en la tienda online de la compañía que publica el juego, Phoenix Online Studios, aquéllos que lucharon con Activision para poder lanzar otra secuela espiritual, esta vez de King’s Quest (The Silver Lining) y después de más de 10 años, la han dejado sin terminar.

A pesar de que se trata de una parodia, Quest for Infamy también puede ser considerado un homenaje. De hecho muchas veces los mejores homenajes a una obra clásica son las que señalan sus defectos con inteligencia y humor a la vez que intentan construir un juego mejor de lo que eran los originales, como por ejemplo en el divertidísimo The Bard’s Tale (2004). En el caso particular de Quest for Infamy muchos de los comentarios de los usuarios son que la parodia es excesiva y que el personaje principal está demasiado caracterizado, al contrario que en los juegos de Quest for Glory en los que era un héroe totalmente anónimo y configurado, en cierta medida, por el jugador. Otra de las críticas más comunes, al ser un juego retro pixelado, es su “elevado” precio de 20 € en Steam y unos 15 € (al cambio) en el resto de tiendas digitales. Muchos de los fans también siguen dando guerra porque se les prometió un lanzamiento simultáneo en todas las tiendas y para todas las plataformas (Linux y Mac) y aún no está disponible en estos últimos sistemas operativos.

Quest for Glory está de moda

Además de Quest for Infamy, otro de los homenajes que ha recibido Quest for Glory durante este año es Heroine’s Quest: The Herald of Ragnarok, en esta ocasión sin críticas al pasado ni humor ácido. Eso, unido a su precio (es gratis), ha hecho que la mayor parte de los seguidores de la saga de Sierra lo consideren la puesta al día definitiva en cuanto a jugabilidad, guión y con el siempre bienvenido añadido de poder ver la saga desde la perspectiva de una heroína femenina, como el propio título indica —hay que recordar aquí que el nombre original del primer Quest for Glory era Hero’s Quest, pero lo cambiaron para no tener problemas con el juego de tablero Hero Quest de Games Workshop y MB—.

Heroine's Quest tiene el aspecto pixelado que tantos fans adoran.

Como en Quest for Infamy, el rol de capa y espada se une a la aventura en el sentido más clásico.

¿Vas a vestirte de capa y espada y morir mil veces, al más puro estilo Sierra?