retro city rampage

Retro City Rampage tendrá versión para MS-DOS

Pocas plataformas le faltaban ya por conocer a Retro City Rampage, y la última es MS-DOS, sus creadores han decidido lanzar una versión para el veterano sistema. En esta ocasión necesitaremos de al menos un potente ordenador con procesador 486 para poder mover esta bestia.

, , ,

Retro City Rampage ha sido uno de los títulos indie más sorprendentes de los últimos años. Su salto a casi todas las plataformas disponibles es sinónimo de su éxito a pesar de lo modesto de su desarrollo. A pesar de ello, este juego nos mostró cómo con pocos medios se podía disfrutar de un auténtico Sandbox con un glorioso aspecto 2D. En cualquier caso, hoy hemos conocido que este genial título tendrá una versión ni más ni menos que para el mítico MS-DOS.

retro city rampage

Ha sido a través de la página de Facebook del juego como hemos conocido esta nueva versión del súper ventas para los ordenadores con sistema operativo MS-DOS. Sin duda es un guiño retro para los muchos jugadores que todavía conservan sus viejos ordenadores en casa, y que con esta edición específica para MS-DOS, tendrían una nueva excusa para recuperar su ordenador del trastero donde está cubierto de una gran capa de polvo. Esta nueva versión para MS-DOS llevará el nombre de Retro City Rampage 486, delatando así el tipo de ordenador que será capaz de poder ejecutar esta exigente versión del juego. A través de la página de Facebook hemos podido conocer también también los requerimientos mínimos de Retro City Rampage 486, sin duda, unos datos que a más de uno le parecerán de risa, pero que a los que los hemos vivido en los años mozos, nos arrancan unos buenos lagrimones.

retro city rampage

Requisitos mínimos de Retro City Rampage 486

  • Procesador 486
  • Memoria RAM de 4MB
  • Espacio libre en el disco duro de 3,7 MB
  • Sistema operativo MS-DOS

De todas maneras, si no os apetece ejecutar el juego en MS-DOS, siempre podréis hacerlo a través de DOSBox, y probar a ver si esta versión es compatible con el emulador del veterano sistema operativo. En cualquier caso, es siempre reconfortante comprobar cómo todavía hay estudios que son capaces de desarrollar para MS-DOS contribuyendo a que no se apague la llama de lo retro.