Edge Of Nowhere

Revelados los requerimientos mínimos de Oculus Rift

Ya hay requerimientos mínimos para el Oculus Rift, con su lanzamiento en menos de un año es básico conocer la máquina que necesitaremos para vivir con garantías la experiencia de la realidad virtual.

, ,

Si la semana pasada os contábamos que Oculus Rift llegaría a comienzos de 2016, comenzando su producción comercial. Las reservas comenzarán a finales de este año, por lo que para decidirse a dar el paso no vienen nada mal saber los requerimientos mínimos para saber si nuestro ordenador, y sobre todo tarjeta gráfica, serán capaces de hacer frente a las exigencias del Oculus.

Oculus Rift

Sin duda los aspectos más destacados para disfrutar de las bondades del Oculus son la tarjeta gráfica y la CPU que debe albergar nuestro ordenador, aunque la memoria RAM tampoco se queda atrás. A continuación os detallamos todos los requerimientos para echar a andar a esta nueva bestia de la realidad virtual.

Requerimientos recomendados

  • Tarjeta gráfica NVIDIA GTX 970 / AMD 290 o superior
  • Procesador Intel i5 4590 o superior
  • Memoria RAM de 8GB
  • Salida compatible HDMI 1.3
  • 2 puertos USB 3.0
  • Sistema operativo Windows 7 SP1 o más reciente

Los responsables de Oculus, han dicho lo siguiente acerca de estos requerimientos revelados “el objetivo para todos los juegos y aplicaciones de Oculus Rift es ofrecer una gran experiencia con esta configuración. Creemos que esta es fundamental para que el éxito de la realidad virtual. Así los desarrolladores pueden ajustar los juegos para unas especificaciones conocidas y estándar, simplificando el desarrollo y garantizando una gran experiencia a los jugadores

Oculus Rift

Sin duda los aspectos más exigentes son la necesidad de tener una tarjeta gráfica Nvidia GTX 970 y las 8GB de memoria RAM como mínimo. En cuanto al procesador, desde Oculus han pensado en uno de gama media, lo que quizás puede compensar el apartado gráfico y la RAM. En cualquier caso bien merece la pena el esfuerzo para disfrutar de una tecnología que podría cambiar el futuro de los videojuegos.