Riot, el juego del descontento social por la crisis económica.

Riot, el juego que nace por el descontento de la crisis, llegará a Steam

Leonard Menchiari, desde Italia, nos enseña Riot, un videojuego que nos cuenta cómo es la crisis económica cuando se convierte en un videojuego para PC.

, ,

Como suele decirse “cuando el Riot suena, agua lleva” y este desarrollo que nace al amparo del malestar por la crisis económica y todas las revueltas que ha visto el mundo en muchos países, llegará a Steam gracias a Steam Greenlight, ya que alcanzó el apoyo necesario y, sobre todo, su objetivo de recaudar más de 15.000 dólares, concretamente 36.139.

Riot, un juego que ha conseguido su objetivo de llegar a Steam.

Riot, un juego que ha conseguido su objetivo de llegar a Steam.

Riot nos cuenta en clave de píxel la crisis económica y las historias de conflictos que se producen a ambos lados de los problemas que están sacudiendo el mundo. El equipo italiano que hay detrás, desde Florencia, nos cuenta que el dinero que han recaudado lo invetirán en documentarse sobre lo que ha pasado en lugares como Egipto, Grecia o Italia, preguntando a los protagonistas cómo se produjeron los acontecimientos e intentando que el juego consiga ponernos en su piel sin tomar partido. Ya sean indignados, hombres de negocios, políticos o policías.

Periodistas, manifestantes, policías, vándalos... la crisis económica con toda su crueldad.

Periodistas, manifestantes, policías, vándalos… la crisis económica con toda su crueldad.

Con este planteamiento, la verdad es que es difícil imaginar cómo será la cosa de jugar con Riot, cuáles serán los objetivos o si tendremos que romper escaparates, apalear policías o reprimir revueltas a tiros. Si desde luego buscan el realismo, seguramente veremos escenas subidas de tono aunque también es cierto que gracias al estilo gráfico que han elegido (¿no os recuerda al Superbrothers: Sword & Sworcery EP de iOS?) la crudeza de las agresiones parecerán menos.

Un vándalo destrozando un escaparate en Riot. ¿Podremos reprimirle?

Un vándalo destrozando un escaparate en Riot. ¿Podremos reprimirle?

Lo que está claro es que el panorama ‘indie‘ cada vez nos deja más gratas sorpresas y, sin duda, el futuro parece un poquito mejor con estos pequeños grupos de desarrollo que apuestan por ideas y planteamientos que podríamos considerar como ‘atípicos‘, pero que son verdaderas experiencias de juego de esas que se recuerdan con los años.

Precisamente, parte del dinero recaudado, los chicos de Riot lo quieren utilizar para llegar no sólo a Steam, sino también a iOS, Android, Ouya, Mac y Linux. Si no sabéis muy bien cómo será este Riort, echadle un vistazo al vídeo. Merece la pena.