Sheltered: una aventura indie postnuclear

Sheltered: supervivencia postnuclear indie con Team 17

Sheltered es un juego indie desarrollado por Unicube y ambientado en un mundo postnuclear en que has de hacer todo lo posible para que tu familia sobreviva.

, , , , , , ,

Sheltered está a punto de cerrar su campaña en Kickstarter con un éxito total. Logrados sus objetivos básicos de financiación, el juego de Unicube verá la luz en 2015 bajo el sello de Team 17, y es que los creadores del mítico Worms llevan un tiempo gestionando un programa de apoyo a creadores indie, como el dúo formado por Sonny Meek y Dean Foster, los componentes de Unicube. ¿Estás listo para hacer todo lo que sea necesario para que tu familia sobreviva al apocalipsis nuclear?

Sheltered: supervivencia postnuclear indie

Sheltered te colocará en la tesitura de tener que hacer lo necesario para que tu familia sobreviva al apocalipsis, debiendo luchar con tus propias convicciones morales y la radiación exterior, mientras buscas recursos.

Pues sí, los creadores de Worms se han convertido en mentores de estudios indie. Y Unicube tendrá su apoyo durante todo un año para desarrollar sin problemas su Sheltered, ahora que han logrado sus objetivos de financiación en Kickstarter. Bueno, de hecho aún les quedan unos días y es más que posible que se consiga llegar también a la versión para iPad.

Sea como fuere, Sheltered llegará en 2015 para ponerte al mando de una familia supervivientes de un apocalipsis nuclear, encerrada en un refugio bajo tierra y que se va ante la nada halagüeña perspectiva de superar mil y un peligros para sobrevivir. Desde la radiación del exterior, hasta la escasez de recursos, pasando por los roces de la convivencia, el agotamiento mental y emocional o la depresión, el desafío que propone Sheltered, con su estética retro y un tanto naif, promete ser mayor de lo que parece. El objetivo de Unicube es situarnos ante las decisiones morales y de riesgo que marquen la diferencia entre vivir y morir en un mundo que ha cambiado radicalmente, y ver cuánto tiempo somos capaces de seguir adelante.

La situación tiene ciertos puntos de coincidencia con otros juegos indie, como el de los valencianos Deconstructeam y su Gods Will be Watching, aunque la historia y ambientación sean diferentes, pero parece que ese colocar al jugador al límite de su ética y su moral es algo que siempre tiene tirón.