Steam permitirá devolver juegos…más o menos

Valve permitirá que los usuarios con cuentas europeas devuelvan sus juegos en los primeros 14 días tras comprarlos, pero solo si no lo han descargado.

, , ,

Ayer decíamos que Valve quería mejorar su atención al cliente, lo que está muy bien, y hoy leemos esto: que Valve permitirá que los usuarios devuelvan sus juegos en Steam si no están contentos con su compra en un plazo máximo de 14 días desde la adquisición del producto. Qué buenas noticias, ¿verdad? Pues no: esta nueva política de Valve no cambia absolutamente nada de la relación de los usuarios con la compañía y, de hecho, podría resultas más restrictiva de lo que ya era debido a que ahora funciona bajo los estándares de la Unión Europea para la gestión de productos digitales. ¿Cuál es exactamente el problema?

valve steam head

La nueva política de Valve es bien clarita, aunque por cómo está redactada parece más bien lo contrario. Para ahorraros disgustos, lo vamos a exponer de la forma más clara posible: Valve te permitirá devolver un juego que hayas comprado con un límite de 14 días solo si no lo has llegado a descargar en este lapso de tiempo. Si te lo descargas y no lo juegas, no lo puedes devolver porque, al bajarlo, has renunciado a tu derecho de devolución. Sí, todo esto es completamente legal y es lo que estás firmando cuando compras y descargas un juego desde Steam. Obviamente, que sea legal no significa que sea moral.

Este cambio viene dado por la obligación reciente de las compañías internacionales de adherirse a las políticas europeas, pero la culpa aquí no es solo de la Unión Europea, claro.

Sea como fuere, no penséis que algo ha cambiado en cómo funcionan Valve o Steam, porque no es así. Rara vez podréis devolver un juego bajo estas condiciones y, de hecho, es posible que devolver un juego sea ahora algo mucho más difícil. Personalmente, he conseguido con un correo que Valve me devolviera el dinero de compras impulsivas que no he llegado a jugar pero sí instalar durante unas pocas horas después de hacer la compra. Ahora no sé si eso será posible.