Tacoma tiene un tufillo a HAL 9000 y eso es bueno.

Tacoma es lo nuevo de Fullbright

Durante los Game Awards, Fullbright presentó un pequeño vídeo sobre su nuevo juego, al que todavía le queda mucho trabajo por estar planeado para 2016. El estudio independiente, que actualmente emplea a 3-5 personas sigue empeñado en hacernos disfrutar de experiencias muy personales sin caer en la “trampa” de abusar de las mecánicas tradicionales. El “simulador de paseos” Gone Home fue su primer experimento e Internet sigue dividido entre si era un juego o no. Seguro que pasará lo mismo con Tacoma, este juego que toma el nombre del aeropuerto de Seattle, donde Boeing nació y creció.

, , , , ,

También como parte de The Game Awards, celebrados este fin de semana en Las Vegas y presentados por Geoff Keighley, se anunció lo siguiente de Fullbright. Los creadores de Gone Home tenían un pequeño vídeo preparado (que puedes ver después del salto) que le da nombre: Tacoma, estética: muy parecida a la de BioShock y estilo: menos introspectivo que Gone Home. Tacoma se lanzará durante 2016.

Tacoma es el nuevo juego de Fullbright.

En Fullbright piensan que el estilo Art-Deco se impondrá próximamente en el diseño de estaciones espaciales.

Este pequeño estudio independiente es conocido sobre todo por dos cosas: por estar compuesto de antiguos miembros de 2K Marin en el momento en el que dicho estudio estaba desarrollando la expansión de BioShock 2: Minerva’s Den y por haber lanzado el controvertido juego Gone Home. Aunque los integrantes de Fullbright, estoy seguro, no se arrepienten de haber creado Gone Home —que es una experiencia diferente y disfrutable aunque fuese tildado de “simulador de paseos”— por el corto tráiler de Tacoma parece que todo es más grandilocuente y que, por lo menos, las grabaciones de sonido y las transmisiones desde el control central han sustituido a las sensaciones obtenidas de examinar un póster.

La que todavía no está clara es la mecánica de Tacoma que, aunque presentado en formato de primera persona, mucho han tenido que cambiar las inquietudes creativas de Fullbright para que se trate de un juego de disparos. La localización, por muy parecida que sea a Rapture, no es una ciudad sumergida sino que se trata de una estación espacial entre la Tierra y la Luna. Quizá después de mucho ver las películas Gravity y 2001: una odisea en el espacio, han pensado que un juego en una estación espacial luchando contra, por ejemplo, el vacío, la baja gravedad o incluso una inteligencia artificial rebelde como en la película de Kubrick o el trabajo clásico de su maestro Ken Levine —System Shock 2— sería el paso lógico para desarrollar sus experiencias de inmersión en primera persona.

Lo que está claro es que no será un Dead Space ni, por supuesto, su segunda o tercera parte.