Techland no se aclara con los mods de Dying Light

Dying Light ya no tiene soporte para mods porque Techland lo ha bloqueado en un esfuerzo por evitar a los tramposos online, pero volverá a tenerlo.

, , ,

Está habiendo cierta polémica, una poquita de polémica solo, en torno a Dying Light. Por un lado, está que en Europa aún no se ha vendido en formato físico, solo en digital, por lo que mucha gente (principalmente, jugadores de consola) no ha podido comprarlo como le gustaría. Por otro lado, está su parche de lanzamiento, que incluye bastante contenido de última hora. Luego el rendimiento, que es mejorable. Y por último, que el parche del pasado viernes suprimía el acceso a unos archivos necesarios para poder ejecutar mods.

dying_light_02

 

Esto último, obviamente, era la gota que colmaba el vaso, porque si algo nos fastidia mucho es que un juego como dios manda no tenga opciones para mods o que las tenga y las limite a sabiendas, como es el caso, aunque por lo que dicen desde Techland, se trata todo de un efecto secundario. Lo que intentaban con este parche era impedir que algunos jugadores accedieran a esos archivos de datos para hacer trampas en el modo multijugador y que su intención es lanzar en breve un parche que actúe de forma más específica para permitir los mods a la vez que se bloquean las trampas.

Esto ya nos suena mejor, y aunque sigamos con la mosca detrás de la oreja, es meritorio que el estudio haya dicho lo siguiente para intentar tranquilizar a sus usuarios: “Crear obstáculos a los modders no es nuestra intención. Estamos trabajando en un parche que vuelva a activar este tipo de práctica a la vez que evita que haya tramposos en el modo multijugador del juego”.

Sin embargo, esta historia no puede acabar en positivo, porque parece que Techland ha llevado a cabo varias demandas de contenido por infracciones de derechos dirigidas hacia ciertos mods ya publicados. Y aunque el estudio asegura que esto también ha sido un error, ya son demasiados fallos como para no ver un patrón. O esta gente es muy patosa o aquí hay algo extraño.