The Running Dead

The Running Dead: el píxel zombi más cañí

The Running Dead es un juego de Kronbits, un estudio indie español –de esos “one man army”–, de estilo retro y como homenaje/parodia de The Walking Dead.

, , ,

Sí, el nombre es una coña. The Running Dead es un homenaje, broma, o como quieras llamarlo, de The Walking Dead, con un juego multiplataforma cuyo estilo retro ofrece, con toda probabilidad, los píxeles más gordos –¡como puños!– que hemos visto en un juego desde hace mucho tiempo, y un desafío extremadamente difícil, que recuerda a los arcades más infernales que se podían jugar en los años 80 para limpiarte una moneda tras otra.

The Running Dead

¿Recuerdas lo que pasaba en el cómic si te asomabas a la puerta de la cafetería del hospital?

The Running Dead es obra del estudio español Kronbits y es un juego multiplataforma, gratuito, que nació, en palabras de su autor, como un experimento al estudiar las posibilidades del engine MMF2 (Mutimedia Fusion 2), pero la cosa empezó a ampliarse, le fue metiendo más y más cosas y, al final, le salió el juego.

En The Running Dead el objetivo está muy claro: sobrevivir a los zombis pixelados. Para ello puedes saltar y correr, básicamente. Una huida hacia adelante que no es nada fácil –más bien al contrario–. La dificultad de sobrevivir cada día –cada fase es un día de supervivencia–, durante 3o fases te dejará anonadado, así que el desafío es realmente elevado. Además, no sólo hay zombis humanos, sino también plantas y animales que rematan el desafío del juego.

Puedes jugar a The Running Dead desde en la versión de flash, que puedes encontrar aquí, hasta las de Ouya, Android o PC. Además, el juego es un pequeño vicio, porque engancha que no veas en cuanto lo pruebas durante un minuto. Y si te gusta, Kronbits tiene otros juegos también en plan retro, que puedes encontrar en su web, como Ninja Twins, o No Time to Stop, que actualmente está en desarrollo y tendrá referencias a todo un clásico como Another World, y otros.