Thrustmaster T300 Ferrari GTE a prueba

MICROMANIA analiza el T300 Ferrari GTE, un conjunto de volante y pedales de Thrustmaster diseñado para la nueva generación de juegos de velocidad

, , , , , , ,

Con el lanzamiento de Project CARS y Assetto Corsa entre otros títulos, y con la temporada de F1 arrancando, la Velocidad volverá a poner al volante a muchos jugadores. ¿Pero a cuál? Los que vivimos la pasión por las carreras en PC sabemos que el conjunto de volante y pedales es uno de los aspectos más críticos para disfrutar de la mejor experiencia. La última palabra en este ámbito ha sido dada por Thrustmaster con el T300 Ferrari GTE Wheel. ¿Te gusta conducir?

T300 Ferrari GTE

El conjunto T300 Ferrari GTE  viene a ser la respuesta de Thrustmaster de cara a los juegos de carreras de nueva generación. El conjunto es un compromiso entre realismo, nuevas funciones, -para una simulación de pilotaje precisa- y versatilidad para adaptarse a un amplio catálogo de juegos de velocidad. Aunque menos especializado que los conjuntos que replican volantes de F1 como T500, aporta algunos avances a tener en cuenta, dirigidos, en general, a proporcionar una sensación de conducción realista, con una poderosa respuesta de fuerza pero sin dejar por ello de brindarnos un control preciso de cara a los exigentes simuladores en los que éste aspecto es clave.

Ferrari 458 Challenge

Los volantes con respuesta de fuerza suelen ser pesados, con un funcionamiento no demasiado fino y con cierta propensión a la avería de los servos que impulsan el Force Feedback. No obstante la última generación de conjuntos de conducción ha ido mejorando sustancialmente su diseño. La cuestión que nos encontramos aquí y que preocupará a un aficionado a las carreras en PC es si el T300 Ferrari GTE supera a lo ya existente y si merece la pena pagar por él su precio recomendado de 369,99 €, teniendo en cuenta que carece de pedal de embrague y que una palanca de cambios (como el TH8A) habría que adquirirla como un add-on por separado. Se trata, no obstante de un volante de altas prestaciones, grande (28 cm de diámetro), con un Force Feedback que hace necesario el empleo de una fuente de alimentación.  ¿Está el rendimiento y la versatilidad del T300 Ferrari GTE por encima de todo esto? ¡Veamos!

T300 Ferrari GTE - caja

Réplica del Ferrari 458 Challenge

El T300 GTE reproduce bajo licencia oficial el volante del Ferrari 458 Challenge. Esta variante Challenge es la versión de competición del famoso GT de Ferrari que hoy compite en circuitos de todo el mundo. La compatibilidad del T300 GTE comprende las consolas PS3 y PS4 además de su soporte para PC. De hecho, este es uno de los pocos volantes compatibles con PlayStation 4 dado que el sistema anti-hackeo de la nueva consola de Sony restringe en gran medida el uso de periféricos. Así que, desde esta perspectiva -y aunque aquí jugamos en PC- el T300 es un volante único e interesante.

Ferrari 458 Challenge - Interior     T300 Ferrari GTE - frontal

En términos de aspecto visual, esta reproducción de Thrustmaster consiste en una réplica a escala 7:10 del volante del 458 Challenge. Realizado con un alto nivel de detalle, el volante tiene un revestimiento reforzado con textura de goma en toda la circunferencia. Se trata de un módulo desmontable, así que dentro de la familia de Thrustmaster permite la instalación posterior de otros add-on. El caucho perforado que cubre el aro del T300 ofrece un tacto muy agradable y cómodo. No es una sensación tan lujosa como la que ofrecen el acabado en piel del Logitech G27 o de algún modelo de Fanatec. Aparte que, tratándose de una réplica, para exacta, el volante debería estar cubierto de cuero, como lo está el volante del 458 Challenge. En todo caso la sensación es buena y favorece mucho el manejo.

El cuerpo principal del volante está equipado con 6 botones de acción que imitan los mandos del Ferrari 458 Challenge, y los mandos se completan con un D-pad de 8 direcciones, un dial Manettino -característico de los volantes de Ferrari– y dos grandes levas para el cambio de marchas secuencial que giran junto con el volante (de ahí que sea fácilmente sustituible por otro volante a modo de add-on). De cara a su uso con PlayStation 4, cabe decir que el volante también cuenta con los botones de función PS, Share y Options. La base del T300 GTE también incorpora otros dos botones de acción, una memoria interna, firmware actualizable -gracias a la compatibilidad con PC- y un interruptor deslizante para intercambiar el modo de funcionamiento entre PS4 y PS3 (PC).

T300 Ferrari GTE - frontal derecha - sólo volante Por su parte, los pedales tienen un acabado en metal y cuentan con un sistema de ajuste que permite establecer 6 posiciones diferentes. El acabado metálico de la cubierta le va que ni pintado. La pena es que sólo sea la cubierta, el resto es de plástico, pero el conjunto está muy reforzado así que eso no supone ningún problema. Lo que no le habría venido nada mal es una sujeción más robusta a la base. Para que los pedales se mantengan en su sitio te hará falta algo que haga de tope o que la superficie sea lo bastante lisa como para que los pies de goma agarren bien.

T300 Ferrari GTE - pedales

La instalación lleva unos minutos y es algo más complicada que conectar y ya está, pero no implica ninguna dificultad. El módulo de los pedales se conecta al cuerpo del volante con un cable de estilo Ethernet, todo ello se conecta con a PC  mediante un cable que va al puerto USB y un último cable ha de ir a la toma de red para alimentar el volante. Para sujetar la base del volante y proporcionar estabilidad, el T300 emplea un sistema de mordaza comúnmente utilizado por los conjuntos de Thrustmaster. Ofrece mucha estabilidad y es fiable, pero requiere una mesa a la que fijarse y cierto cuidado al sujetarlo para no dañar la propia mesa. Una vez conectado todo y con el volante y los pedales en su sitio, la asignación de teclas es bastante lógica y adecuada, pero, en todo caso, fácil de re-mapear para adaptarse a otras preferencias que tengas en un juego en particular.

 

Force Feedback magnético

Para recrear y transmitir las fuerzas que operan en la conducción deportiva, el T300 integra un avanzado motor de respuesta Force Feedback que funciona sin escobillas, es decir sin fricción, empleando la fuerza electromagnética para inducir fuerza en los ejes del motor. Otra característica distintiva de este volante es su recorrido de giro de hasta 1080º, gracias a un sistema de correa con doble polea que favorece el realismo de la respuesta de fuerza así como del manejo del volante. La rotación del T300 puede ser de 270 a los mencionados 1080 grados. El eje de dirección cuenta con la tecnología llamada acuñada H.E.A.R.T. por Thrustmaster (HallEffect Accurate Technology) y consiste en un sensor magnético sin contactos físicos que es capaz de reproducir el movimiento del volante con gran precisión. En concreto, con una resolución de 16 bits, lo que se traduce en 65.536 valores diferentes de dirección para el volante.

458 Challenge     T300 Ferrari GTE - frontal derecha

La precisión del volante y el Force Feedback son lo mejor del Thrustmaster T300 GTE. Realmente, la respuesta de fuerza es potente pero con un funcionamiento muy suave. La separación de los ejes de los motores permite reproducir muy bien las fuerzas físicas contra las que tienes que luchar cuando conduces. Especialmente en la fuerza de retorno del volante cuando trompeas. Todo ello favorece la sensación de realismo en el pilotaje. Además, como los motores no tienen escobillas, sino que se basan en la fuerza del electromagnetismo, los motores no hacen ruido ni hay sensación de rozamiento. Con el software del T300 GTE, que permite implementar las fuerzas de retroalimentación, el resultado es brillante.

T300 Ferrari GTE - posterior

Lo que sí hace ruido es la refrigeración. Sí, en efecto, el T300 GTE emplea ventiladores internos para enfriar los motores de Force Feedback, cosa muy necesaria cuando están trabajando a toda marcha. El régimen al que trabajan los ventiladores se establece en función de la fuerza del Force Feedback, algo que determina cada juego y no el volante.  Suelen entrar en acción después de unos veinte minutos de juego. No es que monten un escándalo, pero si juegas con el nivel de sonido bajo, se notan bastante y esto puede importunar a algunos jugadores. No obstante, se trata de una medida crítica y necesaria. Sin los ventiladores el T300 GTE sería demasiado propenso a sobrecalentarse y una desconexión del Force Feedback automatizada fastidiaría mucho más que un pequeño zumbido ocasional. Así es que, bueno, el zumbido ocasional de los en ventiladores es un mal menor.

    T300 Ferrari GTE - frontal - sólo volante      T300 Ferrari GTE - Ferrari 458 Challenge

Valoración

El Thrustmaster T300 GTE es un formidable conjunto de volante y pedales. Presenta algunos detalles mejorables en su acabado y diseño, como los pedales, pero ofrece un manejo soberbio y una sensación de realismo muy convincente con su modelo de respuesta de fuerza. Adicionalmente, si juegas también en PS4, este volante es compatible. Para un uso sólo de consolas, pensamos que es mejor opción el T300RS de Thrustmaster, muy similar a éste -también lo hemos probado- pero sin compatibilidad para PC. Con su versatilidad difícilmente superable y su calidad de funcionamiento, el T300 GTE  se sitúa casi a la par que el del mucho más caro Thrustmaster T500 (F1). En definitiva, un volante estupendo, para pasarlo en grande con los juegos de velocidad actuales y, por nuestra parte muy recomendable.

 

sello recomendadoNOS GUSTA

  1. Precisión en el pilotaje.
  2. Réplica bastante próxima al volante del Ferrari 458 Challenge, con una escala 7:10 acertada.
  3. Fenomenal rendimiento del Force Feedback, potente y suave.
    La sensación de conducción es altamente realista.
  4. Compatibilidad con PS4. Muy pocos conjuntos de volante cuentan con ello.
  5. Estupenda calidad de construcción.

NO NOS GUSTA

  1. El acabado podría ser un poquito más lujoso o realista, quizá con un acabado de cuero.
  2. Cuando entran los ventiladores hacen ruido.
  3. La base de los pedales necesitaría un mejor agarre en algunas superficies.
  4. Precio elevado de 369,99 €.

Interés: ●●●●●●●●●●