Koch Media se queda con la IP Homefront

Tráiler del modo resistencia de Homefront The Revolution

Homefront The Revolution ha presentado su nuevo tráiler, que nos adelanta cómo será su nuevo modo de juego resistencia. Este modo cooperativo será uno de los principales alicientes de este título ambientado en un futuro distópico.

, , ,

Hace muy poco conocimos el primer tráiler de acción de Homefront The Revolution, un nuevo FPS que nos mete de lleno en un futuro distópico que nos propone sobrevivir y liderar la revolución en unos Estados Unidos ocupados. Hoy se ha publicado un nuevo tráiler que esta vez nos muestra cómo será el modo resistencia del juego. Este modo explotará el mulotijugador cooperativo, y en el metraje de este tráiler podemos hacernos una idea de lo que nos ofrecerá.
Homefront The Revolution

El modo Resistencia es una nueva experiencia cooperativa online para cuatro jugadores que se incluye en Homefront: The Revolution y que de momento sólo van a poder probar aquellos afortunados que posean una Xbox One, ya que entre el próximo 11 y 14 de febrero tendrá lugar la primera beta cerrada del juego, mientras, a los jugadores de PC, les tocará esperar a una nueva convocatoria de beta. El tráiler que nos muestra este modo de juego se ha titulado “luchadores por la liberación”

También se han detallado las modalidades de reserva del juego, que contará con el Revolutionary Spirit, que incluye:

  • El diseño de moto Red Skull para campaña.
  • El diseño dorado de pistola para campaña.
  • Desbloqueos inmediatos del fusil de tirador, la mira de francotirador y los explosivos remotos para tu personaje del modo Resistencia.

La fecha que Deep Silver ha anunciado para la llegada de este Homefront The Revolution es el próximo 20 de mayo, por lo que apenas quedan cuatro meses para poder hincarle el diente a este más que interesante FPS, que nos propondrá visitar algunas localizaciones norteamericanas en plena ocupación extranjera.

Homefront The Revolution transporta al jugador a una distopía en un futuro cercano alternativo en el que una crisis humanitaria ha obligado a los Estados Unidos a hincar la rodilla frente al brutal control militar de una dominante corporación internacional coreana. Los drones de vigilancia, las patrullas blindadas y la violencia policial se han convertido en el pan de cada día en Filadelfia, la que en su día fuera la orgullosa cuna de la independencia estadounidense. Sin embargo, en las ruinosas afueras de la ciudad, la resistencia es cada vez más fuerte.