Valve gana juicio: prohibido vender cuentas

Valve ha ganado un juicio en Alemania contra una asociación de consumidores que reclamaba el derecho de los poseedores de cuentas de Steam a revenderlas.

, , , ,

Valve ha ganado un juicio muy importante en Alemania. El fallo ha sido a favor de los términos de uso de Steam, y en contra de una asociación de consumidores que reclamaba el derecho de los usuarios de la plataforma a vender sus cuentas de segunda mano. Es, como decimos, una noticia importante, ya que se trata de un país de la Unión Europea, y la sentencia arroja luz sobre un terreno tan oscuro como el de los derechos de propiedad sobre contenidos digitales.

Valve gana juicio: prohibido vender cuentas

Newell vuelve a ganar. Algunos lo ven como el gran bienhechor que ha inaugurado una época de juegos baratos en PC. Será porque no se han leído las condiciones de uso de Steam.

Valve gana: las cuentas son intransferibles

En una nota publicada en su página web, la firma de abogados Osborne Clarke resume así lo sucedido: “La Corte Regional de Berlin ha desestimado la demanda del grupo de derechos de los consumidores Verbraucherzentrale Bundesverband (“VZBV”) contra Valve Inc. respecto a los términos de uso que prohiben la venta o transferencia de las cuentas de usuario de la plataforma de distribución digital Steam“. Los motivos de esta sentencia todavía no han trascendido.

El asunto es delicado, y muy importante, porque supone un precedente judicial. La mayoría de los usuarios de Steam no se han leído las condiciones de uso, para qué vamos a engañarnos. Pero tampoco serviría de mucho hacerlo, porque la plataforma de Valve es casi imprescindible hoy en día para jugar en PC, ya que, aunque no le compres los juegos, los sistemas de DRM que llevan la mayoría de los grandes lanzamientos suelen requerir pasar obligatoriamente por Steam.

Los términos de uso del portal de Valve son realmente leoninos, hasta el punto de que Gabe Newell podría decidir cerrar el negocio mañana mismo, y ningún usuario podría reclamarle nada. Se trata, por tanto, de una situación de flagrante indefensión de los consumidores, ante la cual parece que los tribunales, por lo menos los de Alemania, tienen claro de parte de quién están. Si pagas por un bien de consumo, ¿por qué no puedes revenderlo? Los productos digitales no son verdaderos bienes. Los pagamos como tales, pero en realidad son fugazi.