Windows 10 no ejecutará algunos juegos con DRM obsoleto

Demostrando que, una vez más, los usuarios de copias legítimas son los más afectados por los “intentos de las compañías para protegerlos” , Microsoft ha confirmado que los sistemas de DRM SafeDisc y Securom están tan obsoletos y son tan vulnerables que su ejecución en Windows 10 será tarea poco más que imposible. Como alternativas, un directivo de Microsoft comentó durante la última Gamescom la posibilidad de volver a comprar los juegos de manera digital en GOG.com, pedir a las compañías que eliminen estas protecciones o, incluso, descargar cracks que eliminen la comprobación de disco desde Internet (sí, un ejecutivo de Microsoft recomendando “crackear” nuestros juegos originales).

, , , ,

Hace poco Microsoft, a través de un directivo alemán en una entrevista con la revista alemana PC Games Hardware durante la Gamescom, confirmó que los sistemas de Digital Rights Management (DRM) de algunos juegos en disco no se pueden instalar o ejecutar en Windows 10. En particular, todas las versiones de SafeDisc y algunas de las versiones de Securom. Por tanto, no afecta a las versiones de Securom que se utilizaron para “proteger” juegos digitales.

El DRM sigue afectando a los usuarios inocentes. Aquellos que pagaron por el disco original.

La comprobación de discos ópticos sigue dando guerra. Microsoft ha confirmado que los sistemas de DRM SafeDisc y Securom no estarán soportados en Windows 10.

Ambos sistemas están fuera de soporte y las empresas que los comercializaban no los han actualizado para Windows 8 y, mucho menos, Windows 10. Bueno, incluso en el caso de que se lo hubieran planteado, Microsoft ha declarado que el tipo de instalación intrusiva —a veces llamada rootkit— que requieren estos dos tipos de protección no están permitidos en Windows 10 porque ponen en peligro la seguridad del sistema.

Securom es un sistema de DRM desarrollado por Sony para evitar la copia de ficheros de música en su formato propietario ATRAC (utilizado en los MiniDisc) y también utilizado en los CDs editados por Sony en su faceta de compañía discográfica. Este sistema ya se identificó como un rootkit hace muchos años gracias a la investigación del Technical Fellow de Microsoft Mark Russinovich.

SafeDisc fue creado por Macrovision para proteger discos ópticos. Como parte de su funcionamiento, instalaba el controlador secdrv.sys, repleto de fallos de seguridad y funcionamiento, algunos identificados después de que Macrovision lanzase la última versión de SafeDisc en Noviembre de 2006.

Microsoft ha decidido, por tanto, impedir la instalación de código obsoleto y vulnerable de terceros en un sistema que quiere ser moderno y universal como Windows 10. Como alternativas, las compañías desarrolladoras podrían lanzar un parche que eliminase la protección (ojalá estén igual de dispuestas que a eliminar las dependencias de Games for Windows Live) y, por su parte, los usuarios pueden volver a comprar el juego en tiendas sin DRM como GOG.com o, si no hay otro remedio, utilizar cracks “No-CD” para eliminar la comprobación de disco en la instalación del juego.

Eso sí, a la vez Microsoft ha introducido medidas de protección para los juegos y aplicaciones descargados desde la Windows Store, en un intento de animar a los editores a publicar sus apps y juegos a través de la tienda universal de Windows 10.