Unreal 2

Hace 10 años. Febrero de 2003. MICROMANIA nº 97

En el número 97 de la tercera época Micromanía llegaba al quiosco con la preview de Unreal II, la review de SimCity 4, Raven Shield, Morrowind, 007 NightFire y Spearhead entre muchos otros. Echábamos un vistazo a lo que el año 2003 nos iba a deparar y descubríamos sorpresas como Enemy Territory.

,

En febrero de 2003 ya empezaba a verse muy claro cuales serían ese puñado de juegos que, al final, vendrían a convertirse en los títulos más influyentes y exitosos del año. Contemplábamos todo ello en un reportaje, el de Las 10 Joyas de 2003. Unreal II: The Awakening era el gran esperado de la acción y por fin pudimos probarlo en MICROMANIA como Preview. Mientras tanto, atendíamos a las novedades del momento, como SimCity 4 y 007 Nightfire.

MM 97 EP3 FEBRERO 2003 MICROMANIA

Por fin habíamos podido jugar «Unreal II» y te lo contábamos en Preview. También analizábamos en Review el esperado «SimCity 4» y avanzábamos los títulos más prometedores del año.

En los primeros días del año, nos había llegado a la redacción de MICROMANIA, una nueva entrega del gigante de Maxis de la estrategia de gestión, SimCity 4, que ya para febrero habíamos podido jugar a fondo. Era el predecesor del recién estrenado SimCity que es hoy protagonista de la actualidad, aunque no siempre por motivos del todo favorables (la conexión permanente, etc.). Aquel SimCity 4, que fue un éxito total, tampoco estaba exento de ciertas críticas. Se le reprochaba, sobre todo, abusar del continuismo en la saga. Pero la interacción entre ciudades, su fabuloso editor y la aparición de expansiones lo han mantenido vivo mucho tiempo. SimCity 4 contemplaba también la gestión de los los habitantes de tu ciudad.

simcity 4 Simcity 4

Maxis nos deslumbraba con el genial SimCity 4 a los aficionados a la estrategia, mientras que los juegos bélicos y la táctica protagonizaban el género de acción. Tuvimos ocasión de jugar lo nuevo de Tom Clancy. Se trataba de la nueva entrega de la serie de acción táctica Rainbow Six en su tercera entrega, Raven Shield. El juego desafiaba a completar difíciles misiones en las que había que neutralizar células terroristas, localizar y desactivar explosivos y rescatar rehenes.

Rainbow Six 3 Raven Shield Rainbow Six 3 Raven Shield

La estrategia por turnos contaba aquellos días con dos ilustres representantes que también analizábamos en la sección de Review de MICROMANIA. Por un lado, el riguroso Hearts of Iron y, por otro, con un estilo totalmente diferente, de fantasía del estupendo Disciples II: Dark Prophecy. Las páginas de Review se completaban con las esperadas expansiones Tribunal, para The Elder Scrolls: Morrowind; y Spearhead, para Medal of Honor: Allied Assault. Este último introducía nuevos temas del genial Michael Giacchino, quién posteriormente sería galardonado con varios galardones por sus trabajos para el cine, como el Oscar por “Up” o el Grammy por “Los Increíbles”.

Disciples 2

Disciples II Dark Prohecy, supuso un gran salto en la saga y obtuvo un proporcional éxito. Strategy First nos sorprendió con una entrega muy evolucionada de su emblemático título de estrategia por turnos que sería prolongada con tres expansiones y nuevas entregas.

TES3 Morrowind Tribunal MoH Spearhead

Las grandes promesas para MICROMANIA

Más interesante, si cabe, era echar un vistazo al futuro, los títulos que preparaban su llegada a lo largo de 2003. MICROMANIA 97 era una ventana al futuro… El más inminente de los esperados, Unreal II, ultimaba su lanzamiento para el mismo mes de febrero. Habíamos podido jugar una versión de preview que superaba todas nuestras expectativas y así te lo contábamos. ¡Vaya juegazo el de Legend y Epic Games, y eso que apenas había cambiado desde su concepción original!

Unreal 2 The Awakening

Unreal II evolucionaba desde el arcade y se adentraba en una acción más cinematográfica pero repleta de guiños al original.

Unreal 2

La tecnología de Unreal II, aunque brillante, se centraba en el diseño de la acción individual y no tanto en la espectacularidad gráfica.

Además, un reportaje en el interior, apostábamos por los 10 juegos que se convertirían en las joyas del año. Ya podían vislumbrarse éxitos de los esperados Enter the Matrix, Black & White 2, Command & Conquer Generals y Doom III. Seleccionar algunos como el espectacular Doom III de id o la adaptación de Halo: Combat Evolved de Bungie para PC, resultaba obvio. Pero entre “Las 10 Joyas de 2003” también nos la jugábamos apostando por algunos títulos con los que la cosa no estaba tan clara, como el juego de batallas tácticas inspirado en la Antigua Roma, Praetorians de Pyro Studios, o el futurista juego de acción Tron 2.0 de Monolith, basado en el universo virtual de “Tron”.

Doom 3 Halo Praetorians Tron 2.0

Por su parte, Lara Croft se disponía a emprender su viaje más osuro en Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad. La nueva entrega de Lara Croft fue uno de los títulos más presentes en aquella MICROMANIA de febrero. Estaba en el reportaje de las “10 Joyas…” En un primeras “Pantallas” y también en nuestra Galería. En esta última, aparecía posando con el personaje con el que esta vez compartía reparto, el ex-legionario y luchador ocultista, Kurtis Trent.

Tomb Raider: el Ángel de la Oscuridad

Lara Croft compartía reparto con Kurtis Trent en Tomb Raider: el Ángel de la Oscuridad. Lara tenía un asuntillo sentimental con este ex miembro de la Legión Extranjera con habilidades esotéricas.

En el género de la velocidad, la nueva referencia iba a ser PRO Race Driver Codemasters iniciaba con la grandiosa saga de la que es heredera el actual GRID 2. PRO Race Driver se dejaba ver y te describíamos cómo iba a ser la “carrera de tu vida”, dado que el juego se centraba en la figura del piloto.

La revista concluía con tres soluciones completas. 007 NightFire era el juego de James Bond del momento. Nightfire, no se basaba en ninguna peli, pero es uno de los mejores “007” que se recuerdan. Así que te ayudábamos a sacar partido a los cachivaches, a lo “Q”.

007 NightFire

Pierce Brosnan prestaba su imagen para el 007 de NightFire, aunque el juego no se basaba en ninguna película de la saga de James Bond. Fundamentalmente era un shooter en primera persona, pero con buena parte de aventura y con puzles basados en los gadgets de espía.

También te acompañábamos en las nuevas misiones expansión Spearhead para Medal of Honor: Allied Assault, combatiendo a las fuerzas de la Wehrmacht y los Waffen SS en el último contraataque del Tercer Reich,  la Batalla de las Ardenas. Finalizábamos la sección de guías completas en MICROMANIA con una revisión sobre las estrategias más efectivas para hacer tu ciudad próspera en SimCity 4.

¿QUIÉN ERA ESTA NIOBE?

Enter The Matrix

La que sería Niobe en la película Matrix Reload era uno de los personajes principales de Enter The Matrix.

Shiny Entertainment tenía el desafío de desarrollar un juego basado en la archipopular “The Matrix”. Pero… ¿Dónde estaban Neo, Morfeo o Trinity en Enter The Matrix? Estaban sí, pero no eran los protagonistas. La audaz Shiny optó, con gran acierto, por tomar a una entonces desconocida Niobe para desarrollar una historia alternativa. ¡Qué grandes!

Enter The Matrix

Niobe era la coprotagonista de Enter The Matrix. Seraph era el otro personaje principal. Cuando luchaban, ambos podían emplear lo que conocíamos como “tiempo bala”.

 

ACCIÓN BÉLICA COOPERATIVA EN ENEMY TERRITORY

La idea original con la que Id software y Splah Damage se plantearon desarrollar Wolfenstein: Enemy Territory era la de una expansión para Return to Castle: Wolfenstein, como comentamos en la Preview de aquel número. Mal no le hubiera ido una expansión al fenomenal juego de acción bélica contra los nazis más ocultistas… Pero, afortunadamente, acabó descartándola para brindarnos un juego gratuito de batallas multijugador por equipos, y con un modo individual con bots.

Enemy Territory Enemy Territory

Cada soldado tenía sus propios objetivos en cada batalla, dependiendo de su perfil. La fluidez del motor de Quake III, la agilidad del respawn” y el diseño de los enfrentamientos (infiltración, rescate, sabotaje, etc.), hicieron echar humo a muchos servidores de Internet en los que se jugaba Enemy Territory. El juego fomentaba al máximo la cooperación y la especialización de tareas y era una gozada.

Enemy Territory

El equipo defensor, en este caso las fuerzas del Eje, debían contener a los atacantes, empleando sus propias armas o las armas fijas, impidiendo que colocasen los explosivos para abrir una brecha o desactivándolos.

La de Wolfenstein: Enemy Territory era una guerra que podía ser “justa y ecuánime”. En todo caso, era cautivadoramente divertida. El juego no se percibió como un título particularmente innovador, pero sí como una “ruptura” con los anteriores Wolfenstein. Es algo que no gustó a todo el mundo… Al final, lo que pasó es que resultó traer cosas muy interesantes a la acción online. Por un lado, estaba un diseño de misiones muy ingenioso con variados objetivos. Debías cubrir a los ingenieros mientras colocaban cargas explosivas o podías robarle el uniforme a un enemigo para infiltrarte… ¡Genial! Además, estaba la posibilidad de penalizar a un compañero de equipo por votación.

Wolfenstein: Enemy Territory

Cada jugador asumía un papel táctico en Wolfenstein: Enemy Territory. Podías ser ingeniero, fusilero, artillero – médico o comandante. El juego introdujo un sistema de ascensos, en función te tus méritos en combate.

 

LA TECNOLOGÍA DE LA ÉPOCA

Solamente ha pasado una década, sí, pero qué lejos quedan ya los productos de hardware que, a comienzos de 2003, eran lo más sofisticado para equipar tu PC. ¿Llegaste a disfrutar de alguno de ellos? En el ámbito de las tarjetas gráficas, las GeForce FX de NVIDIA y las Radeon HD 9000 de ATI (antes de pasar a ser AMD) competían por lograr el máximo rendimiento en juegos bajo Direct X9 y con “shader model 2.0”. En MICROMANIA, dentro de la sección Tecnomanías, recomendábamos este modelo de Sapphire, con GPU Radeon HD 9700 Pro, con 128. MB y conexión AGP8X, ¡la caña!

ATI Radeon 9700 PRO

Los chips de AMD e Intel también mantenían uno de los momentos más disputados en su ya larga pugna. Acababan de aparecer los Athlon XP 2700+ y 2800+ con sus 300 MHz para el Front Side Bus. ¡Costaban unos 180 € nada menos y eran… LO MÁS!  Rarezas tampoco faltaban en aquella MICROMANIA. El P5 Wired Glove de Essential era una especie de guante de datos que podía ser utilizado como un ratón y costaba 130 €. Para «Black & White», molaba mucho…

                           Athlon XP 2700+ Essential P5 Dataglove

MICROMANIA, MICROMANIA, MICROMANIA, MICROMANIA, MICROMANIA, MICROMANIA