MSI GTX 760 HAWK, análisis gaming

Analizamos la GTX 760 HAWK, una gráfica en la que la MSI incorpora sus sistema de refrigeración TwinFrozr para elevar las prestaciones al máximo sobre le modelo de referencia de NVIDIA.

, , , , , , ,

La GeForce GTX 760 es la más reciente GPU de NVIDIA, y la última de la serie 700. A la espera, incierta aún, de un modelo “Ti” para esta generación, las gráficas basadas en la GPU GeForce GTX 760 son las que se presentan como la solución más razonable en cuanto a precio y prestaciones para la mayor parte de los jugadores. Pero MSI ha querido ir un poco más allá y mediante la incorporación de su sistema de refrigeración Twin Frozr, la gráfica GTX 760 HAWK ofrece unas prestaciones mejoradas que la diferencian de los demás modelos basados en la misma GPU.msi-geforce-gtx-760-hawk

A principios del recién extinguido verano –y a la estela de la poderosa GPU GTX TITAN– la aparición de la GeForce GTX 780 marcó la introducción de la última generación de hardware de gráficos de NVIDIA. Hasta el momento, (y definitivamente, si no llega una hipotética variante “Ti” o una GPU GTX 750) la familia se ha completado con modelos basados en las GPU GeForce GTX 770 y GeForce GTX 760, dando lugar a una gran amplitud de tarjetas gráficas de diversos fabricantes que contemplan toda la gama. Si bien, la mayoría de estas tarjetas gráficas comparten para cada GPU una misma tecnología y características, –por estar basadas en los mismos diseños básicos suministrados por NVIDIA– algunos de estos fabricantes han invertido no pocos esfuerzos en mejorar y en diferenciar sus tarjetas gráficas de los modelos de referencia. Éste es el caso de MSI con la GTX 760 HAWK, una variante orientada al gaming que introduce un overclocking de serie y un puñado de mejoras extra, gracias, –fundamentalmente– a la eficiencia de la tecnología de refrigeración Twin Frozr de MSI, componentes de clase militar (Military Class IV Advanced) y una serie de mejoras destinadas a ofrecer mayores posibilidades de overclocking garantizando la estabilidad y seguridad de la tarjeta. En el vídeo, a continuación, MSI nos hace un resumen.

Con el ajuste en algunos parámetros para adecuarse y sacar el máximo partido de esta tecnología, MSI consigue mayor rendimiento y fiabilidad en la HAWK, aunque encareciendo el precio con respecto a otras gráficas GTX 760, situándose en 274,90 € concretamente, en lugar de los 234,90 € de los modelos básicos (aproximadamente, de media). ¿Entonces, merece la pena?

Arquitectura y valor añadido en la HAWK de MSI

Comencemos por echar un vistazo por el corazón de la GTX 760 HAWK, una GPU idéntica a la de otras tarjetas GeForce GTX 760, aunque eso sí, con la capacidad procesar gráficos en un régimen más exigente. Esta GPU está basada en el chip de 28 nm GK 104 de NVIDIA, el mismo que estaba presente en las GeForce GTX 680 de la anterior generación, pero con seis núcleos en lugar de ocho, y debidamente actualizado. Por supuesto, el chip cuenta con la tecnología de optimización GPU Boost 2.0 que toma en cuenta los parámetros de temperatura en frío (hasta 80º C) y demanda de cálculos gráficos, para adecuar el voltaje y aumentar el rendimiento en una suerte de overcloking automático. Esta optimización automática de la GPU supone uno de los grandes incentivos de la nueva generación de gráficas de NVIDIA. Boost 2.0 permite favorecer y casi garantizar la fluidez de un juego sin renunciar a la calidad y el detalle gráfico, pero al mismo tiempo reduce la flexibilidad de la tarjeta para realizar manualmente un overclocking más ambicioso.

MSI N760 HAWK

Pero en la HAWK hay una diferencia con respecto a esta limitación, que ya señalamos en los análisis de las GeForce GTX TITAN y GTX 780. Y es que, la tarjeta de MSI permite superar esta barrera impuesta por Boost 2.0, dentro de las posibilidades de la GTX 760 HAWK, claro y especialmente cuando se quiere forzar un rendimiento máximo o se afrontan unos requisitos de rendimiento y capacidad de proceso elevados. Es aquí, en definitiva, donde radica el mayor interés de esta tarjeta gráfica. Como resultado, lo que MSI nos ofrece en la GTX 760 HAWK es una gráfica un poco más potente de entrada, pero también con una capacidad y potencial para forzarla en overclocking considerablemente mayor, al tiempo que es más silenciosa y más fiable en condiciones extremas. El margen de estas mejoras es lo que vamos a ver en las pruebas de rendimiento. A ti te toca decidir si el incremento en el rendimiento y el potencial de rendimiento extra ofrecido por MSI merecen esos cuantos euros más que cuesta esta gráfica.