15/04/2024
Intel 3D XPoint es el mayor avance de los últimos 25 años en tecnología de estado sólido.
En un campo donde habitualmente los avances se reducen a abaratar la producción, ya sea reduciendo el tamaño entre transistores (los famosos nanómetros de la tecnología con que se ha fabricado) o recolocando chips para hacer más fácil su acceso y control, es muy raro encontrar un avance como éste en el que Intel y Micron han eliminado de un plumazo los mayores enemigos de la Ley de Moore: los transistores.

Junto a la empresa Micron, Intel presentó el día 28 de julio unos chips fabricados con la tecnología 3D XPoint que representaría una alternativa a la memoria flash utilizada en los SSD, pero no un sustituto de la memoria RAM.

Intel y Micron revolucionan la memoria de estado sólido con 3D XPoint.
La estructura 3D apilada de la memoria XPoint es la que proporciona todas las mejoras en velocidad, densidad y duración.

Los discos creados con esta memoria 3D tienen una estructura que te puede recordar, si eres lo suficientemente viejo, a las antiguas memorias de núcleo de ferrita utilizadas en los ordenadores de los sesenta y principios de los setenta, antes de la aparición del circuito integrado.

Esta estructura tridimensional permite apiñar más registros en el mismo espacio y, además, controlar cada uno de ellos independientemente, a diferencia de los discos SSD modernos, que tienen que grabar sectores enteros (habitualmente 4 u 8 Kilobytes) de una vez, reduciendo la velocidad y la esperanza de vida de los circuitos, que tienen un número limitado de operaciones de grabación.

Intel y Micron estiman las mejoras con 3D XPoint en esas dos áreas en un factor de 1000 veces más velocidad y un factor de 1000 veces más resistencia y duración en operaciones de grabación y borrado. Además, prometen también incluir 10 veces más memoria en el mismo espacio, abriendo el camino a tamaños más pequeños de discos y a capacidades más grandes en los formatos más pequeños, como microSD.

Si te interesan los detalles técnicos, la memoria 3D XPoint se diferencia principalmente de la tradicional en que no utiliza transistores. Los transistores necesitan siempre el mismo voltaje para operar, lo cual tiene dos consecuencias: los circuitos son muy estables eléctricamente pero requieren de un suministro constante de electricidad durante su operación.

Intel asegura que los materiales utilizados en esta memoria permiten simular transistores variando los voltajes que pasan por cada unidad de memoria. Esto puede complicar la estabilidad eléctrica o necesitar voltajes mayores (aumentando el consumo). En ninguna parte del anuncio de Intel se menciona el consumo, por lo que nos podemos temer que nuestro próximo SSD 3D XPoint consumirá un poquito más que los construidos con la tecnología tradicional.