27/02/2024
Clandestine, un nuevo multijugador asimétrico

Clandestine, un nuevo multijugador asimétrico

Clandestine es un juego de acción y sigilo basado en un multijiugador asimétrico. Un heredero del estilo Splinter Cell, desarrollado por Logic Artists.

Clandestine es un juego en el que el sigilo lo es todo. Un juego en el que espías y hackers tienen el protagonismo total de la acción, en un título basado en un estilo multijugador asimétrico. No es una fórmula nueva, aparentemente, ¿verdad? Pues si te ha pasado como a nosotros, que has empezado a pensar en enfrentamientos por equipos, borra esa idea de tu mente, porque el multi de Clandestine es cooperativo. Aquí se trata de colaborar.

Clandestine, un multi de espías y hackers
Es 1996, y el asesinato de espías de la OTAN y el Pacto de Varsovia tras la Guerra Fría ha puesto en alerta a las superpotencias. ¿Dispuesto a espiar en plan multijugador con Clandestine? El juego de Logic Artists acaba de entrar en fase alfa.

Pues sí, Clandestine es un juego de acción multijugador, pero cooperativo. No es Splinter Cell –aunque se inspira claramente en algunos de sus pilares–, ni tampoco aquel Project Stealth del que hablamos el mes pasado –que sí se basaba claramente en un diseño multijugador versus–. El estilo del juego de Logic Artists es, como poco, diferente. Eso sí, ni las primeras imágenes ni los tráilers que el estudio ha lanzado para anunciar el juego muestran una jugabilidad real, así que saber si funciona ese estilo en que espías y hackers colaboran para misiones de infiltración, sabotaje, robo, etc. está aún por ver.

La acción de Clandestine se sitúa en 1996, cinco años tras la caída del Muro y la desaparición de la Unión Soviética, cuando los espías de la OTAN y del antiguo Pacto de Varsovia están siendo asesinados de forma sistemática, mientras cada bando sospecha del otro, aunque no está clara la autoría de los crímenes. En esa situación un equipo de espía y hacker debe colaborar para entrar en cuarteles generales, refugios y pisos francos, en busca de información.

Los espías usarán las típicas tácticas y armas: coberturas, granadas de humo, herramientas de eliminación silenciosa, etc. mientras el espía usa su terminal para acceder a archivos, controlar los sistemas de seguridad de las estructuras en que el espía se infiltra y desactivar alarmas, abrir puertas, localizar códigos de acceso, desactivar cámaras de seguridad, etc.  Clandestine ofrece una propuesta diferente y, a priori, atractiva, aunque el desarrollo está en fase aún temprana como para valorar resultados. De momento, la gente de Logic Artists nos cuenta aquí sus objetivos.