demake de Half Life 2

Un nuevo gameplay del demake de Half Life 2 nos muestra sus progresos

Los creadores del demake de Half Life 2 han publicado un nuevo vídeo que nos muestra sus progresos a la hora de hacer downgrade a su aspecto gráfico

, ,

Acostumbrados a remakes que nos muestran los juegos más clásico con un buen lavado de cara y adaptados a los últimos motores gráficos, los demakes nos proponen justo lo contrario. Adaptar un juego más moderno a un motor gráfico más clásico o directamente a un sistema de juego mucho más antiguo. Algo que está ocurriendo con el demake de Half Life 2, que sigue avanzando y que ahora ha mostrado en un nuevo gameplay su progreso.

demake de Half Life 2

Es nuevo vídeo del demake de Half Life 2 nos muestra la regresión gráfica de este título

Es demake de Half Life 2 se llama Half-Life 2: Classic, y consiste en un downgrade técnico del juego original para que se parezca más a la primera entrega de Half Life, que conocimos en 1998 y que se convirtió en uno de los mejores juegos de la historia. Pues bien, el equipo detrás de este downgrade ha lanzado un nuevo vídeo en forma de Gameplay, que podemos ver ahora mismo  que nos muestra cómo poco a poco todas las texturas del juego van perdiendo calidad en favor de tener un aspecto mucho más parecido a la primera entrega de la serie.

Además podemos descargar desde la página oficial del proyecto una demo que nos permitirá probar las sensaciones de este curioso y original demake de Half Life 2. Esta nueva versión de Hal Life 2 está siendo desarrollada en el motor Half-Life GoldSource Engine, por lo que el objetivo final es que una vez que lo descarguemos podamos volver a vivir la intensa historia de la segunda entrega con los gráficos legendarios de la primera entrega de la franquicia, que no sabemos si alguna vez tendrá una tercera parte. Ahora bien, sin duda es un proyecto cuando menos curioso, que eso sí, no sabemos hasta qué punto interesará a determinados jugadores, o si se verán atraídos por jugar a esta segunda parte del juego como si se hubiera lanzado en realidad en 1998.