27/02/2024
Algunas de las clases que aparecerán en Necropolis.
Después del grandísimo éxito de su versión de Shadowrun, Harebrained Schemes está preparando un juego de saqueo de mazmorras cuyas características principales son la generación aleatoria de los niveles y sus cambios en tiempo real en función de las acciones del personaje protagonista. Además, los enemigos son los cadáveres animados de los aventureros que lo intentaron antes que nosotros. La malévola inteligencia del mago Abraxis, creador del laberinto, se ve manifestada en su representación física, una pirámide con un ojo que todo lo ve y que lanzará hordas de enemigos coordinados contra nuestro personaje.

Además de seguir desarrollando contenido para Shadowrun Returns, Harebrained Schemes está trabajando en Necropolis, un juego de exploración de mazmorras y combate contra hordas de enemigos cuya fecha de lanzamiento orientativa es 2016. Necropolis tiene una cuidada estética de dibujos animados típica de la escena indie reciente, aunque el entorno y los personajes son totalmente tridimensionales.

Necropolis es el nuevo juego de los creadores del JDR de Shadowrun.
Posiblemente las pirámides de los Illuminati sean una representación del malo de Necropolis.

El desarrollo del juego acaba de empezar, de hecho comentan en su blog de desarrollo que sólo hace un par de semanas desde que se mudaron desde la sala de conferencias de Harebrained —donde residían desde el inicio del desarrollo, que comenzó justo cuando la versión Director’s Cut de Shadowrun Returns estuvo lista— a una sala de verdad, con puestos de trabajo más acordes al durísimo trabajo de programación y diseño.  Aunque la estética del juego va evolucionando poco a poco, en Harebrained tienen claro que la mecánica va a ser heredera de Diablo y todos los hijos de Gauntlet que decidieron poner un solo personaje en tus manos.

Otro punto clave de Necropolis es que los niveles son aleatorios —una vez más, nada nuevo bajo el sol— pero cambian constantemente bajo la batuta de una inteligencia antagonista, al parecer la pirámide del ojo que aparece tan prominentemente en todos los materiales promocionales del juego, incluida la imagen que puedes ver más arriba. En Necropolis, el malvado archimago Abraxis conspirará para arruinar los sueños de todos los aventureros imberbes y aventureras novatas, tal y como se proclama lúgubremente en el sitio oficial del juego, donde una serie de pequeñas viñetas narran el terrible final de muchos de los guerreros que se atrevieron a soñar con vencer el laberinto de Necropolis.

Estos guerreros muertos se ponen al mando de Brazen Head (la cabeza de bronce piramidal) y se transforman en una especie de zombies mecánicos que serán los enemigos de nuestro protagonista. Es muy posible, por las pistas que ha ido soltando la compañía, que muchos de los enemigos tengan las características de las clases que se pueden elegir para el personaje. Además se relacionarán entre ellos siguiendo reglas que podremos aprovechar a nuestro favor.