26/02/2024
Heavy Bullets es un FPS más centrado en su elemento roguelike y en sus power-ups que en recargar el arma.

Con programación procedural y, posiblemente, con los desarrolladores puestos de LSD, porque si algo destaca a primera vista en Heavy Bullets es su extrañísimo apartado gráfico, que es mucho más extremo que el del reciente SUPERHOT. Y para colmo, es un juego hecho casi enteramente por una sola persona, por el desarrollador brasileño Terri Vellimann.

HeavyBullets03

Vellmann no está solo en esta aventura, claro, porque Devolver Digital se ha hecho con su juego y será quien lo publique una vez esté acabado, porque resulta que Heavy Bullets ya está disponible en acceso anticipado en Steam. ¿Pero de qué va el juego, además de intentar evitar que te dé un ataque epiléptico mientras recorres sus pasillos generados proceduralmente? Pues sencillo: tienes seis balas, solo seis, para tu revólver y tienes que abrirte paso por el escenario para llegar a un panel de seguridad.

Como los escenarios nunca son iguales, la diversión está asegurada durante un montón de horas. A esto hay que sumarle que hay power-ups a porrillo, que van desde cosas tan absurdas como unos tacones que te dan más poder hasta una especie de monedas inmantadas que atraen objetos. En este sentido, Heavy Bullets podría considerarse un roguelike a la vez que un FPS, porque esto de los aumentos recuerda muchísimo a The Binding of Isaac, por ejemplo.

El juego lleva en desarrollo desde septiembre de 2013 y, para haber sido hecho por una sola persona, está bastante avanzado. Durante su programacion, el foro de TIGSource ha sido el principal foco de información del mismo y Vellmann ha prometido que seguirá escuchando todo el feedback que pueda de sus usuarios. El lanzamiento de la versión final está fijado en julio de 2014, así que no falta demasiado para ello.