25/05/2024
Hero-U se acerca por fin a su lanzamiento.
Corey y Lori Cole, antiguos miembros de Sierra y pareja sentimental, consiguieron más de 400.000 dólares en Kickstarter para crear un sucesor espiritual de Quest for Glory, una idea original suya cuando estaban en la empresa californiana. Sin embargo, después de conseguir la meta de financiación, un problema tras otro han ido retrasando el juego, Hero-U: Rogue to Redemption, y aumentando el presupuesto, que los Cole han tenido que aumentar con su propio dinero. Parece que se ve la luz y el juego aparecerá en el verano de 2015.

Hero-U: Rogue to Redemption, otro de los sucesores de Quest for Glory —esta vez los creadores originales están involucrados en el juego—, ha anunciado en una extrañísima actualización de la campaña en Kickstarter que esperan lanzar el juego en el verano de 2015. A continuación dan algunas cifras sobre el progreso del proyecto, con un 85% de las ilustraciones y el arte 3D completados, 50% de la programación del motor y scripting y un 2% del argumento y los diálogos.

Hero-U lleva el diseño muy avanzado y se espera el año que viene.
El nuevo motor de 3D de Hero-U tiene una pinta estupenda y les ha facilitado muchísimo el trabajo.

La verdad es que la nueva fecha de verano 2015 parece hasta optimista con esos números. Y el tono del resto de la actualización es el de siempre: ¿para qué sirve mandar estas actualizaciones periódicas? ¿qué es el éxito? ¿qué es haber terminado y llegar a la meta? La verdad es que parecen debates filosóficos de un curso para jefes en una gran corporación.

Según antiguos informes, la verdad es que para los Cole (Corey y Lori) el proyecto ha sido un auténtico infierno con contratiempos como que las fábricas donde iban a fabricar las recompensas físicas cerraron, otras cambiaron de dueños y de calidad. Un grupo de programadores se marchó a mitad del desarrollo sin haber aportado nada significativo a Hero-U, pero cobrando más de 50.000 dólares por sus esfuerzos.

Y, sin embargo, el penúltimo boletín rebosaba optimismo ante el nuevo motor 3D para Hero-U que, con filtros y post-procesado, era capaz de mantener el estilo 2D original, uno de los mayores problemas del desarrollo, con el originario motor 2D consumiendo cientos de horas de desarrollo y unos resultados, ante la primera demo mostrada, que no merecían la pena. El pantallazo que ilustra el artículo sí que tiene una pinta estupenda.

Es irónico que otros estudios indie sí hayan sido, en un plazo de tiempo similar, capaces de lanzar juegos parecidos a Quest for Glory (aparentemente, hasta mejores) como Heroine’s Quest: The Herald of the Ragnarok, Quest for Infamy y Mage’s Initiation: Reign of the Elements —a éste todavía le quedan unos meses, primer trimestre del año que viene—. Esperemos que los creadores puedan reivindicar su idea original con Hero-U y remozarla para los tiempos que corren.