15/04/2024
Irrational Games desmantelado por Ken Levine
Irrational Games, el estudio creador de la saga BioShock, desaparece tal y como lo conocemos, en un proceso iniciado por su fundador, Ken Levine.

Irrational Games, el estudio que Ken Levine fundó para desarrollar la saga BioShock, y que está a punto de lanzar la segunda parte del DLC Panteón Marino para BioShock Infinite, está siendo desmantelado por el mismo Ken Levine. Sí, eso significa justo lo que estás pensando: no habrá más BioShock –al menos, de manos del estudio; quizá sí de 2K con otros equipos– y la mayoría de integrantes de Irrational se va a la calle. ¿Qué está pasando?

Irrational Games desmantelado por Ken Levine
Ken Levine ha decidido que es hora de un cambio para Irrational Games, y el estudio se va a ver reducido al mínimo, con sólo 15 personas, para afrontar un largo periodo de diseño en nuevas ideas.

Cuando un estudio lanza un juego que, por las razones que sean, acaba siendo un fracaso comercial, es fácil entender que ese estudio sufra reestructuraciones, despidos o que, incluso, desaparezca. De hecho, es bastante común que incluso tras juegos de éxito, un estudio acabe cambiando parte de su personal al concluir un largo periodo de desarrollo, mientras se afrontan nuevos proyectos. Pero lo que parece que está pasando en Irrational Games es extremadamente inusual, habida cuenta del enorme éxito de crítica y público de la saga BioShock. El estudio pasará a quedarse sólo con 15 integrantes mientras al resto de personal se le intenta recolocar o sencillamente será despedido.

En un post publicado ayer por Ken Levine, explica que, tras 17 años de Irrational Games, es hora de reinventar la narrativa de los juegos para hacerlos extremadamente rejugables, adoptar una nueva relación con los fans y dedicarse a producir contenido distribuido de forma exclusiva de manera digital. Algo así, tan en boga últimamente, se suele afrontar creando un nuevo sello en forma de start-up, consiguiendo financiación vía crowdfunding y dedicándose a proyectos más pequeños, pero según parece Take Two ha convencido a Levine para que haga todo eso sin dejar la compañía, así que Irrational Games se va a ver reducido drásticamente en sus componentes para dedicarse durante mucho tiempo a pensar en un nuevo estilo de diseño y narrativa que sea rejugable al máximo.

¿En qué se resume todo esto? Pues en parte en lo mencionado antes más arriba: no habrá más BioShock de Irrational Games, pero la marca quedará en manos de Take Two y 2K Games, así que si la saga sigue, será con otro equipo. Por otro lado, todos los despedidos se intentarán recolocar en otros estudios de la compañía, pero el proceso no será sencillo. Y el mini Irrational Games resultante va a estar mucho tiempo sin lanzar nada, pensando en nuevas ideas, llevándolas a cabo en fase casi experimental y abriendo nuevos caminos en la narrativa de videojuegos. ¿Qué nos traerá el futuro, y cuándo?