16/06/2024
Los fans de League of Legends llevan mucho pidiendo los Chroma Packs, pero ahora que han llegado, no están nada contentos con el precio que ha puesto Riot.

League of Legends es un juego muy grande. Te puede gustar más o menos el género de los MOBA y puedes estar más o menos de acuerdo con su forma de rentabilizarlo, pero es innegable que hay mucha pasión en torno a él y que su comunidad no para de crecer y crecer. El problema es que esa pasión puede trastocarse y ser algo negativo a la mínima de cambio cuando hay tantas personas loquitas con tu producto, y esta semana Riot Games está recibiendo una buena por culpa de los Chroma Packs, que os pasamos a explicar ahora mismo.

league of legends chroma packs
Os parecerá increíble, pero hay muchos fans enfadados porque poner a su ninja favorito de color rosa les va a costar caro.

Los Chroma Packs son algo que los jugadores de League of Legends llevan tiempo pidiendo y son, básicamente, variaciones de color por personaje y skin. Riot Games se había hecho de rogar, pero las ha implementado recientemente, y toda esta historia sería muy bonita de no ser por lo que cobran por cada color, que al cambio son unos 5 dólares. Sí, estos trajes solo se pueden pagar con dinero real convertido a Riot Points, y eso ha incendiado a la gente: no solo son caros sino que es la única manera de conseguirlos.

No voy a caer en tópicos de niños rata y gordopeceros, pero entended que esto ha hecho enfadar a mucha gente y que se está liando una muy gorda, hasta el punto de que han salido alternativas algo problemáticas para Riot. Algunos usuarios están creando sus propias versiones extraoficiales de las skins y regalándolas a los jugadores, a riesgo, claro, de que les banen los personajes o algo peor, las cuentas.

¿Hay alguna solución sencilla a esto? Riot busca rentabilizar su juego, así lo ha hecho llegar a la gente. Estas skins de colorines no son más que una forma más de hacerlo, que League of Legends es un free to play; pero pocas veces su comunidad se ha molestado tanto por algo, sin querer menospreciarlo lo digo, tan pequeño. Yo les entiendo: las cosas pequeñas de la vida son las que más incordian siempre.