25/07/2024
Never Alone es un plataformas indie protagonizado por una esquimal y su zorro, desarrollado en Alaska y ambientado en su fríos paisajes nevados.

Los juegos de plataformas llevaban un tiempo decaídos hasta que los desarrolladores indie lo abrazaron con fuerza por su aparente sencillez. Gracias a este resurgir del género en dos dimensiones, existen juegos como Never Alone, cuya historia está centrada en el folclore de un pueblo nativo de Alaska y que busca servir como una forma de dar a conocer a dicha tribu.

Gráficamente, Never Alone es un juego precioso.
Gráficamente, Never Alone es un juego precioso.

Never Alone, originalmente Kisima Ingitchuna en el idioma de la tribu Iñupiaq, se centra en una niña llamada Nuna y su zorro, con emprenderá un viaje por suelos helados, bosques llenos de niebla y resbaladiza tundra. Se puede jugar solo alternando entre ambos personajes para resolver los puzles que hay dispersos por cada escenario, pero también se puede en modo cooperativo.

Lo más importantes es que a medida que se avanza, se profundiza en el curioso y desconocido folclore de las tribus nativas de Alaska. Te encontrarás tanto con gente amistosa como con enemigos peligrosos, cada uno con su personalización, sus puzles, sus escenarios y sus curiosas interpretaciones estéticas, pues todo en el juego está inspirado en las narraciones orales de los Iñupiaq. Sí, es un juego muy raro y particular, pero lleno de encanto a la vista.

Never Alone está siendo desarrollado por Upper One Games, un estudio financiado ni más ni menos que por el Cook Inlet Tribal Council, es decir, un consejo tribal con ancianos y narradores de las tribus Iñupiaq. Se lanzará a finales de este año y el único precio confirmado por el momento es de 14,99 dólares. Imaginamos que en euros será igual.